Sudar en público, mon amour.

Publicado: 9 julio, 2010 de Frankie en Placeres que atormentan

En esta época nuestros cuerpos activan un magnífico mecanismo  de refrigeración a base de agua la cual, saliendo por todos los poros de nuestro pellejo, consigue empapar los nosecuantos palmos cuadrados que mide el mismo.
Inevitablemente y después de ello, la temperatura corporal disminuye, al tiempo que eliminamos más sales que un salero con la tapita rota.

Pero el enfriamiento, aunque biológicamente necesario, representa el fin de nuestra adecuación estética ante los ojos y las narices ajenas. Para nuestra verguenza social,  el agua eliminada permanece testaruda sobre nuestra piel, debido a las, ejem, impurezas presentes en ella.
La capa de “sedimentos” suele variar,  en función del tiempo que llevemos sin visitar las modernas instalaciones de baño de las que disponemos en nuestra civilización.

Cuando dicho lapso de tiempo sobrepasa límites razonables resulta fácil percibirlo mediante las  señales olfativas que emiten los portadores, sorprendentemente y al parecer, hidrófobos. La sorpresa se explica por la nula necesidad existente hoy en día de emplear arena, piedras o lija, si lo que deseas es limpiar la epidermis.

Por el contrario y para bochorno de los  refractarios, la industria moderna fabrica cientos de geles y champúes capaces de lavar bien,  al tiempo que dejan nuestro Ph más intacto que una patena.

Debido a los dichosos sudores es por lo que en estos días los transportes públicos constituyen, más que en ninguna otra época, un muestrario  casi zoológico. El Metro de mi ciudad, en horas punta, exhibe una cantidad alarmante de axilas asesinas, todas ellas al final de un brazo sujeto a la barra. Suelen las mismas mostrar una inmensa mancha líquida, que hace que la sobaquera semeje un lodazal. El mismo ya nos indica que su dueño, o bien está felizmente constipado y no huele nada o, por contra, pertenece a alguna religión reacia al agua.

Cierto inglés gualtrapas soltó algo así como que, en verdad, nada nos separa a latinos y anglosajones…nada salvo quizás el jabón. Bueno, de los ingleses no sé, pero de los árabes amantes de las abluciones…aún recuerdo la verguenza que pasé en un baño turco de Nevsehir (creo) cuando  -a pesar de bajar teóricamente duchadito del hotel-  me sacaron más de una “capita” sobrante a base de frotar y frotar. Imagino que ya estarán acostumbrados los empleados. “Infiel guarro y asqueroso” puede que pensara el tipo, no obstante.

Empleemos la bendita agua, repongamos electrolitos y perfumémonos, criaturas, que la cercanía puede ser fuente de seducción cuando las pieles están felices.

Un saludito sudoroso (pero recién limpito, no penséis)

Anuncios
comentarios
  1. Errantus dice:

    Lo dicho. Iuuuuuuuuuuu!!!!!!!!! Pero qué poco glamoroso. Que si, que es comprensible que la humana anatomía ha de refrigerarse y más bajo el asesino sol de la cálida (por unos pocos meses) España. Si es que los del metro, salud pública y anunciantes deberían ponerse de acuerdo y patrocinar unos ventiladores similares a los que algún “genio” ha colocado en las estaciones de trasbordo en Ciudad de México, con irrigación incluída para bajar las temperaturas que, segun dicen los entendidos, lleganm a rozar los 50º. Imaginemos unos ventiladores gigantes esparciendo Axe con singular gusto y alegría por los pasillos o vagones. Miles de axilas perfumadas para descanso de todos. O, de lo contrario, un puesto de mascarillas para poder soportar los mefíticos humores del sobaco ajeno.

    Un abracito debidamente perfumado.

  2. Kotinussa dice:

    Efectivamente, existe mucha diferencia entre los países mediterráneos y el resto de Europa, pero tal vez al contrario de cómo se sugiere. LOS INGLESES SON SUCIOS. LA MAYORÍA DE LOS EUROPEOS NO MEDITERRÁNEOS SON SUCIOS. O, por lo menos, poco aficionados a lavarse. ¿Experiencias en ese sentido? Un montón.

    La primera vez que fui a Londres fue en 1979, con 19 años. Y como iba invitada por unas tías muy rumbosas, nos alojamos en un hotel de 5 estrellas. El colmo del lujo en Londres. Aunque el cuarto de baño era del tamaño de un apartamento completo, y había sitio de sobra, ya entonces me llamó la atención de que no hubiea bidet. Y en un hotel tal lujoso, que tenía de todo. Me comentaron que eso era normal. A los ingleses ni siquiera se les pasaba por la cabeza que una persona quisiera lavarse después de usar el WC.

    Los franceses tienen fama de sucios, y sus hoteles suelen ser bastante deficientes en este sentido, incluso en categorías altas.

    Sobre los suizos se cuenta un chiste que ciertamente es un tópico, pero que supongo que se basa en algo real: Un matrimonio suizo está de viaje y llegan a un hotel muy lujoso. La mujer curiosea por la habitación y desde el cuarto de baño llama al marido: “Fíjate, fíjate que cuarto de baño más precioso. ¡Qué lástima que no sea sábado!”.

    En fin, podríamos seguir así, pero sería redundante. Para terminar, he leído montones de encuestas que dejan claro que eso de ducharse diariamente a muchos europeos (no precisamente españoles) les parece una excentricidad.

  3. Errantus dice:

    Uy, uy. El tema de la ducha y los europeos. Yo también tengo una anécdota por el estilo. Hace la pila de años vino un francés de visita a tierras aztecas. El chico estaba fascinado del poder adquisitivo que tenía gracias al tipo de cambio y los lujos que podía darse, incluso comentó asombrado que su habitación de hotel económico tenía tele “y hasta ducha”. A lo que uno de nuestros amigos le increpó que era una lástima que no la hubiese usado. Si es que el cabello lo tenía hasta pringoso, no hablemos de su perfume a “Eau du sobac”. >P

  4. francissco1 dice:

    A Dios pongo por testigo que mi intención para nada era la de sugerir que éramos menos higiénicos que los vecinos del norte, voto a bríos, mis señoras, aunque no viene mal despejar posibles confusiones. La insidia era de cierto escritor inglés que ahora mismo no me viene a las mientes, maldita sea su estampa. En cierta manera, como por el norte de Europa sudan menos, quizá por hacer menos caló, a lo mejor es por eso por lo que no mancillan tanto sus cuerpos con el aguita y el jabón. Quizá lo hagan con una frecuencia parecida a la de ciertos usuarios hispanos de los transportes públicos.

    De origen romano, creo recordar, es toda esta movida de los baños termales, piscinas y demás. Así me lo decían por Turquía, que sus baños “turcos” heredaban el emplazamiento de sus predecesores romanos. Lamentar, por lo demás, la falta de bidé en el hotel que pilló Kotinussa así como la convivencia de Errantus y sus amigos con aquel francés adinerado y oloroso, trances amargos nos da la vida, ay.

    Creo que ambas fuisteis víctimas de concepciones diferentes de la higiene (vulgo extranjeros guarretes). El chiste sobre los suizos de Kotinussa es la tronchada padre, juasjuas y los ventiladores gigantes de Errantus me dejan flipado, eso sí que es tomarse en serio el buen olor, ja, ja. Y gracias a Icíar, bienvenida por aquí.

    • Knut dice:

      Yo he vivido en el DF (en las Lomas de Chapultepec) y aunque sufrí un calorcillo molesto nada que ver con el infierno sevillano , esa mortal sequedad en la que uno no puede dekar de sudar ni mientras se ducha. Aunque mi peor experiencia en vida hasta ahora ha sido el tiempo que pasé en Acapulco, eso de tener treinta y un grados y 98% de humedad es la muerte en vida, tanto más cuando el agua está caliente, ains!!!!

      Yo sudo como un cerdo por cuestiones genéticas, mi hermana se quedaba dormida de adolescente en un sillón y a la media hora tenía inundado de sudor el suelo, yo no soy tan extremista pero fabrico sudor en cantidades industriales.

      Eso si, me ducho una vez al mes haga o no falta.

  5. francissco1 dice:

    Yo también soy del partido sudador, de hecho, soy una cisterna andante que solamente encuentra su paz en los meses invernales, cuando la calorcilla se relaja. Y no te hagas el duro, Knut, de sobra sabemos de tu inclinación a vivir dentro de una bañera, como cierto personaje de La Guía del autoestopista galáctico, je, je, Tremendo lo de tu hermana, por cierto, menos mal que ya le pasó.

  6. Blue dice:

    Ah, todavía no estaba yo por estos lares y creí que era una entrad nueva. Bueno, no es nueva pero es actual porque este año por ahí no hubo invierno ¿no?
    Para mí, es el peor de los olores con diferencia. No acabo de entender por qué sale semejante olor del sobaco. Me salvo porque desde los 15 años uso un desodorante que funciona y nunca me ha dejado quedar mal, jaja.
    Ah, esos viajes de metro no los echo nada de menos. Me muevo a pie todos los días y solo noto la humanidad en los probadores de ropa, jaja.

    Besos…¿inodoros?, jaja.

    • Frankie dice:

      Bueno, salvo dos o tres días aislados este invierno fue una prolongación del otoño pero con medios más drásticos: menos horas de luz, series pésimas en TV, parientes políticos que se autoinvitan, en fin…
      Haces bien en caminar a pie, por cierto, y no esperaba menos de una moderna celta de nuestros días, aunque me dices lo de los probadores de ropa y ello me desconcierta. Tenía entendido que las mujeres eran seres celestiales que jamás olían mal, jajaja

      Besos inodoros pero nada insípidos, jaja (ooh)

  7. Itaqua dice:

    Yo no sudo, soy así de glamouroso; únicamente un poquito por mitad de la espalda pero tiene que hacer demasiado calor para ello. Nunca uso desodorante porque no me hace falta; mis amantes y otras gentes dicen que mi olor corporal es agradable o no se nota para nada… a lo que nada tengo que decir. Mi extremada sofisticación ha conseguido que me escandalice ante entrada tan rústica y de dudoso gusto… mon dieu…Ah

    • Frankie dice:

      Jero, has conseguido algo muy parecido a la felicidad epidérmica: ni sudas ni tienes pelo y encima tampoco hueles, algo seguramente muy cercano a las Criaturas del Olimpo o algo parecido. Probáblemente estés muy por encima en la escalera evolutiva, y contemples debajo a una horda de criaturas peludas y sudonas, pero paciencia que todo llegará. Los avances en depilación y desodorantes nos convertirán a todos en joyitas de carne. Y si no, tú siempre serás un adelantado, jaja.

DESPÁCHATE A GUSTO...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s