Me siento emparedado, my God.

Publicado: 11 septiembre, 2010 de Frankie en La Trastienda Siniestra, Perspectivas bizarras

La salvación individualista.

El individualismo más exacerbado y mofletudo suele ser la opción a la que terminas acogiéndote cuando ya vas teniendo cierta edad y compruebas que la dirección de los palos que recibes es triple. Te los puedes llevar por arriba, por abajo y por los lados, tomando las tres definiciones en un sentido amplio.

Por encima tuyo y en el mundo de arriba anidan -sociálmente hablando y en primer lugar- los políticos, osease gobiernos y administraciones diversas, con unas burocracias bien densas que disponen de amplio tiempo para almorzar. En nuestro caso, quienes ahora gestionan nuestro país a nivel estatal han degradado hasta niveles nauseabundos la palabra “progresista”, provocando que un servidor que tiempo ha se identificaba con la misma les retirara el voto asqueado y con arcadas, teniendo, para colmo, una discusión con su papi  -rojo ad aeternum–  de la cual pasaré factura a nuestros gobernantes.

Mal se puede “progresar”, digo,  cuando se confunde gobernar las realidades con cambiar de nombre a las mismas y se pretende que la naturaleza humana es de factura arcangélica, en base a una mística política nacida, esta vez, de lo laico y de lo seglar. Para agravar el asunto, tanto ellos como la oposición -allí donde gobierna- han compartido la misma fe estúpida en similar modelo económico, basado en cobrar comisiones, poner muchos ladrillos y facilitar hipotecas, actitud monstruosa que nos ha llevado casi hasta el abismo.

Siguiendo con los palos que llegan de arriba al ciudadano, están las todopoderosas Corporaciones, como no. Por propia experiencia, sé como buscan “optimizarte” cuando trabajas dentro y, por experiencia compartida, todos comprobamos el como nos intentan seducir o acojonar, según convenga, para sacarnos los maravedíes cuando estamos fuera, cuando consumimos. Siempre puedes decir a una compra que no, se dirá, pero pensar esto, en los tiempos del neuromarketing que viene (neurología por imagen cerebral aplicada a la publicidad, un movidón de la hostia, ya veréis) empieza a ser ingenuo.

Y haberle comprado a una Corp. significa haberle ofrecido el cuello al vampiro. Entonces quedas preso de su “Atención al cliente” y de su servicio postventa. Han conseguido escaquearse de su responsabilidad en la crisis gracias a que los políticos son más tontos y más conocidos.
Mencionar las colosales fechorías plutocráticas suele ser tema tabú en los ámbitos de derechas -para entendernos prontito- donde adoran a los financieros por ser los motores del mundo moderno, tan solo objetados por los sindicatos.

Y de estos, nos llegan los primeros palos laterales. (hoy no doy abasto) Toda la casta de liberados sindicales necesita justificar su existencia, su masivo tiempo libre, su calidad de vida envidiable. Y nada mejor que un coco empresarial. En mi empresa hay un enlace de Comisiones con su puesto casi continuamente abandonado, si no fuera por las visitas que hace cargado de propaganda.
Un convenio hábilmente pactado con la dirección lo hace posible. Si tiene que defender puestos de trabajo siempre prima la antiguedad, privilegia a quien está afiliado, etc, un asco, vamos.

De los lados nos llegan también la colisiones con los compañeros de trabajo, las zancadillas y las luchas por aparcar antes que otro, así como la ostentación de coche nuevo, que vulgaridad, redioss.

Y de abajo nos llegan los supervivientes de otros países, gracias a unas puertas de entrada mal gestionadas, que han creado bolsas absolutamente ingobernables en las grandes ciudades, generalmente conviviendo con las clases nacionales más desfavorecidas, así como poniendo a prueba el adiestramiento buenista e intercultural de las mismas. Seamos objetivos, amigos míos, los proletarios son/somos incapaces de llegar a las cotas de tolerancia de los progresistas de la Calle Serrano de Madrid, pej, capaces algunos de ellos de sacrificar el gimnasio y la pelu por acudir a una convocatoria prointegración.

En dicha calle Serrano y otras similares, aprovecharemos para decir que conviven con otras clases adineradas que son algo más astutas y coherentes. Los ricos de derechas son más listos y no suelen meter la pata defendiendo a los pobres y cayendo en contradicciones de clase porque, por lo general, ya han sido adiestrados en la infancia por sus parientes pudientes.

Sacar la sangre al prójimo siempre ha sido una tradición entre ellos y saben hacerlo con eficacia y discreción. Siempre han sabido financiarse, además, las complacencias eclesiales con el Eterno Estado de Cosas, dado que el reino de Dios está “en los cielos” y los que aquí sufren allí arriba serán saciados. (en su espíritu, obvio. Su cuerpo y cerebro fueron para sus patronos)

De los inmigrantes, prosiguiendo, vemos como una proporción nada despreciable de ellos trabaja en la economía sumergida. No cotizan pero reclaman tajada sanitaria, al igual que los jubilatas extranjeros ricos. Otros, espero que mayoritarios y para compensar, símplemente intentan llegar honradamente a fin de mes en esta casa de locos.  Y queda otro segmento  -más pequeño, pero más ruidoso- que han entrado directamente en la delincuencia importando modelos delictivos de su terruño. Y como decía arriba pero aplicado aquí a la inversa, mentar sus fechorías de forma inteligible es tema tabú en los ámbitos de izquierda.

Como era de esperar, el tema delictivo/mafioso vuelve loca a la poli española, acostumbrada a los sinverguenzas de por aquí, a los de siempre, los de toda la vida.

Y la suma de estos horrores juntitos nos aplasta a los demás y nos empareda por todos los lados, uuf, que yo ya estoy que no me baja la regla. Y de las corporaciones mediáticas no esperes nada. No esperes demasiada luz sobre las maldades corporativas y  bancarias en los ABCs, Mundos y Razones. Tampoco esperes comprensión con esa señora mayor de barrio obrero que se queja de sus vecinos magrebíes . No la esperes en Países, Públicos, Norias, Cuatros y demás.

Estamos llenos de puntos ciegos informativos, de hecho ya casi hay dos formas de hablar de la realidad, las cuales son mutuamente contradictorias y convenientemente represoras de las cositas que no les interesan, ya sea por imperativo ideológico o económico. Muchas veces escoges una de ellas como mal menor, tapándote uno de los dos ojos.

Y el futuro cienciaficcionero no termina de llegar, no hay manera de cambiar de Universo, de viajar al pasado, de alargar las vidas y endurecer los miembros viriles sin viagra, de teletransportarnos y de echar un polvo en Marte. Así que perdonad por la extensión y a refugiarse todos en el egoísmo y en la vida privada, renegando de la acción colectiva, que hoy estaba así de marmolillo, sorry.

Anuncios
comentarios
  1. Kotinussa dice:

    ¿Qué no te baja la regla? A ver si vas a estar embarazado. Ay, ay, qué mal. Traer a este mundo una criatura es una irresponsabilidad tremenda, córcholis. Esto te pasa por no asistir a las clases de educación sexual para ex-progres.

  2. Sr. IA dice:

    Eso pasa por proceder al revés… Hay que partir de la base del “Valle de lágrimas”, desnudo vengo y desnudo saldré. Ponerse en lo peor para, con el tiempo, valorar que existe alguna empresa no excesivamente sádica con sus clientes, algún compañero de trabajo no perdidamente cabrón, incluso algún emigrante que logra cumplir sus sueños BMW y casa con piscina. Es mejor empezar el itinerario por la derecha.

  3. francissco1 dice:

    Pues no, no me baja la regla, Kotinussa y eso que me aseguraban que lo del género era tan solo una convención cultural y demás. A los progres emparedados nos pasan un montón de cosas raras, confío en que nos ayudeis los que nunca habeis sido sospechosos de semejante condición jejej, 🙂 (con toito er cariño, Kotis)

    Y tu Sr .IA, has mostrado las ventajas de poseer una firme fe como Dios manda, ejem. Con la filosofía del valle de lágrimas no existe emparedamiento social que se te resista aunque, eso sí, no des abasto a pañuelos. Por cierto, siempre me decían justamente que no daba una a derechas y de aquellos polvos vienen estos lodos, no lo dudo.

  4. Hoy se hace cierta aquella frase del sabio: “nos tienen cogidos por los huevos”. Y así es, salimos a la calle y nada parece funcionar, pero yo sigo viendo Audis y Mercedes y pisos de lujo…

    Así que mientras unos pagamos las consecuencias de esta crisis otros se están haciendo de oro y nadie hace nada para remediarlo. ¿Hay que subir impuestos? ¡Muy bien, que paguen los tontos no sea que se lleven sus millones al extranjero…

    Y no se te ocurra rechistar en el trabajo porque “levanto una piedra y encuentro cuarenta para sustituirte…” y no se te ocurra rechistar de ningún modo ni en ningún lado porque aparte de que van a pasar de ti te considerán un “antiprogresista”.

    Se les ha escapado la pelota de las manos y ahora no hay dios que pueda recuperarla, el sistema capitalista ha resultado ser otro engaño, otra mofa para los pobres pero un negociaco para los ricos…

  5. maxtor dice:

    En mi empresa han puesto algunos carteles de “Médicos sin fronteras” y hasta han repartido bolis con ese logo. Luego, nos ha llegado uno de los jefes diciendo que en el vestíbulo abierto donde salimos a darle al fumeque estará siempre el último número de la revista de esta ONG. “Que a ver si leéis algo que no sea el Marca, que hay que enterarse de lo que pasa por ahí”. Nos dice que les van a ayudar de vez en cuando y tal. que bonito. La semana pasada por cierto, este hombre firmó el despido de tres administrativas como si nada, para alucinar

    Y parece ser, según me dice una de contabilidad, que este tipo de cosas, dar pasta a alguna ONG desgrava algo a las empresas y tal. Y encima hace quedar de cine.

  6. Lito dice:

    Hola a todos. Lo de los medios de información polarizados es una auténtica lacra de la era moderna pero ya viene de antiguo. Se trata de informarse desde todos los ángulos posibles. Lo que sucede es que buscas más la información de aquellos que favorecen tus intereses de clase, profesión o como lo queramos llamar, ya que nadie somos neutrales hoy en día y nunca han existido los arreglos buenos para todo el mundo.

  7. Knut dice:

    Estoy completamente contigo, palabra por palabra, salvo por lo del individualismo.

    Hace un tiempo que llevo infructuosamente intentando hacer una entrada en mi blog sobre la misma temática, pero me enerva tanto la ira que sólo me salen bilis y vómitos. Sé que nada de eso contribuye a darme la razón en sentido alguno y por ello mismo me he ido callando. De resultas que al mantener esta no actitud prolongadamente me he ido sintiendo bambolenado entre la perplejidad y el deseo de no ser.

    Soy cada vez más y más ateo, lo cual me lleva a su vez por cierta visión zen podada. De las cuatro nobles verdades, sólo soy capaz de asimilar las dos primeras. Quizás la identidad sujeto-objeto que logró el Buda en la realización de su camino sea una manera eficaz y barata de soslayar el problema, o mejor, abordarlo con un rodeo pulcro. Dicen los budistas zen que el mar es el no mar, así quizás pueda lograr explicar por qué el lenguaje parezca pasar por una transformación simétrica en donde cada concepto es en realidad un no-concepto.

    Por eso las universidades hispanas estén dando tanta cancha a la contraciencia (lo de pseudo no parece de por sí peligroso y estas lo son), o que el escepticismo se entienda como un apósito del racionalismo científico que a su vez se ve como la forma completa de nombrar a la razón. Los escepticos de antes comenzaban su actividad en si mismos, como una suerte de purga y no como una herramienta de cara al adversario. Por lo demás ese adversario merece todo lo malo que pueda dar una guerra. Oigo en la radio a un alto cargo socialista de aquí definiendo a la izquierda como aquello que busca una alternativa al modo de proceder habitual. Ojo, no dice realizar sino buscar. Oh, buscan las Utopias Espirituosas pero proceden a practicar lo de siempre. Debe ser muy duro ser de derechas, qué les van a dejar a ellos para hacer.

    Es como si todo este lenguaje no fuera más que una manera de rerbozar lo de siempre, llamar caviar a la mierda no cambiara ni su sabor ni su olor… Nada más que su precio. Vivimos de una moral dualista porque así nos entretenemos enredándonos en la justificación de que todo tiene su lado bueno y su lado malo, pero nunca nos definimos por el malo. Queremos tener más a cambio de ser menos, sin advertir que estamos cerquísima de acabar siendo menos que cero.

    Un profesor de la facultad me infectó con la nauseabunda práctica de observar la estructura de cualquier orden cotidiano, observas el periódico mientras lo lees, calculas donde queda cada cosa, la noticia del hambre en el mundo sobre el discreto anuncio de un culo y una dieta adelgazante, conviven los buenos deseos de las ONG que inocentemente atiza las mismas llamas que los curas con la sana intención de hacernos democráticamente responsables de todo, e hinchamos el pecho de orgullo por lo sucio y bajo que es el enemigo, el moro, el inmigrante, el trabajador a tu cargo, tu jefe. Nos quejamos de los liberados sin percatarnos de que su mismo nombre ha anunciado desde los comienzos su realidad. Un sindicalista liberado nunca se dirá a si mismo mantenido, pero aún no conozco a alguno que no sea precisamente eso, un mantenido. En mi antigüa empresa, cuando las cosas se han puesto de verdad serias y han empezado a echar a los que disfrutaban del placer de echar a otros, son ellos mismos los que se devoran para ser delegados sindicales. Ellos que conducen audis. Esos señores cuyos hijos e hojas son llevados y recogidos del cole por uno de los jefes de topografía.

    Por eso hay cierta anestesia en el que un amigo de 18 años te putee para que no te den un trabajo mientra te ofrece, todo lleno de bondad, cuatrocientos euros, materiales incluidos, para que le pintes la casa. Es incluso predecible, pero no por una lógica interna, es que en rigor siempre ha sido así.

    Practicamente toda la sociedad, incluido yo hasta hace poco menos de dos años, piensa que mi rottwailer es una máquina de matar furibunda, un ser del averno presto a arrancar bracitos de niños inocentes, a atacar a sus mismos dueños. Pero, estando mi suegra tan malita ninguno de sus cuatro nietos, tres de ellos mayores de edad, tiene siquiera la intención mínima del cuidado y amor que le da la perra, que no se aparta dee su lado, que se roza con ella y le lame. Hablamos de amor pero un perro que no habla, que no es persona ni piensa como tal, lo practica mas que nosotros. Creo que porque el amor no es nada, como toda nuestra palabrería de salón y es que en rigor nos movemos menos que un peso atado.

    A ver si quedamos de una vez para tomarnos esas birritas individualistas, jejeje, aunque empotrados va a tener que ser con pajita.

  8. francissco1 dice:

    Lo de infectar el lenguaje para que el personal vivamos en un mundo de significados ajenos es el mayor logro de las clases dominantes, para así evitar nuestros reproches. Pensamos que nos dominarían por las armas y lo hacen por las palabritas. No le reproches el paro a ZP si estás haciendo un cursillo porque en realidad “estás trabajando para España” aunque con el diplomita final, obviamente, no puedas pagar la compra ni la hipoteca.

    Y poniéndonos más trascendentes, je, je. Eso que pretenden los budistas y que mencionabas tú, la disolución del sujeto en el objeto, para evitar el sufrimiento y la confusión evidentes en este mundo, nunca me ha gustado demasiado tampoco a mí, además de no entenderlo a carta cabal. Es como si te amputaras el dedo cuando este duele. La solución siempre debería ser un Yo más fuerte, aunque para esto haya demasiadas recetas espurias.

    Y la verdad es que es muy difícil estar de acuerdo con una opción individualista, como dices. No es sino producto de una desilusión previa y tampoco es una cosa que me haga feliz predicar ni mucho menos, dejando aparte el desahogo bloguero que sale gratis. Pero las birritas son inexcusables, faltaría.

  9. padawan dice:

    Cada vez me repugna más los mensajes de los religiosos laicos. Cómo se nota que nuestros líderes de la izquierda se educaron todos en buenos colegios de curas, que nos venden los mismos mensajes del catecismo. Ya no hablan de política, si no de moral, usando todos los trucos de los que acusabas a las ONGs… los trucos de perroflauta con rastas de diseño y perro de marca que se va a ayudar a los africanitos para sentirse bien consigo mismo (o misma) y poder señalarte lo egoísta que eres.

  10. Knut dice:

    Yo sólo sé que he puesto http://www.googl.es por equivocación y me ha salido http://www.culturismosintonterias.com, así sin más. No un http://www.tloxupoto.org.ia ni un http://www.tokatemientraspagas.net.

    Me inquieta porque unos segundos antes contemplaba mi hijo eternamente no nato que he ma dejado Gambrinus desde hace ya sus décadas con cierto sentimiento de abortista de 16 años. Lo mismo el culturismo es lo que necesito…

  11. francissco1 dice:

    Según cuenta la leyenda: Gambrinus era un joven aprendiz de vidriero que se enamoró de una hermosa joven, Flandrine la cual le rechazó.
    Nuestro joven no soportaba el rechazo y dolido de amor decidió quitarse la vida. Para ello se dirigió a un bosque cercano pero cuando estaba a punto de hacerlo se le apareció el mismo diablo para proponerle un pacto a cambio de su alma:
    “El diablo otorgaría a Gambrinus un don que le haría ganar el amor de Flandrine y de no ser así le enseñaría como poder olvidar ese pesar”.

    Así, el diablo para cumplir el pacto tuvo que enseñar a Gambrinus un arte que conseguiría hacer olvidar su dolor, aquel maravilloso arte resultó ser una forma de fabricar un extraño brebaje amargo con cebada, levadura y lúpulo.
    Le enseñó pues a fabricar cerveza y mientras fabricaba y bebía de aquella sustancia espumosa descubrió que ya no recordaba a Fandrine y que ya no recordaba su dolor.
    La cerveza, pues, hizo olvidar a Gambrinus su mal de amores para siempre y lo convirtió a su vez en el Rey de la Cerveza.

DESPÁCHATE A GUSTO...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s