La pelota financiera (My god)

Publicado: 1 noviembre, 2010 de Frankie en El Becerro de Oro

Barbaridades bancarias y financieras, ooh.

Prestando varias veces lo que no hay, la despensa bancaria ha quedado vacía por culpa de las insolvencias y, encima, se la hemos tenido que llenar gratis “para que no se hundiera el sistema”. Y ha tenido que ser con nuestro dinerito, claro  ¿Con cual sino, más que con el de los contribuyentes más santos y bobos de la Historia?

Si eres un sátrapa bancario y prestas cien esperando ganar ciento cincuenta, anotarás en el activo las ciento cincuenta que esperas cobrar en un futuro y poquito a poco ¿Verdad  que tiene narices, queridos marom@s míos,  que tu principal activo sea algo que todavía no existe y que depende de los vaivenes futuros del pagador? Y para colmo, no has prestado tu dinero sino el de tus depositantes. Aaay, que temerario eres, truhan.

Pero has sido clarividente y arriesgado,  oh, águila de las finanzas, como los buenos estereotipos del campeón empresarial. Has pensado que esa casa que valía cien y tú hipotecas por ciento cincuenta, arriesgándote muchas veces con un inmigrante “subprime” pagano, subiría continuamente (la casa,  no el inmigrante) confiando en que las burbujas inmobiliarias no existían. Y has contado con una inmobiliaria vil y cómplice que, jugando con los agujeros del sistema, ha sorteado los filtros del Banco de España y te ha permitido anotarte el gol del préstamo. Ahí lo tienes, je, je,  en tu cuenta de comisiones por preśtamo firmado, que mira que eres listo, mi niño.

Y ciertamente, este no es dinero real, sino virtual, como nos explicaba el Sr. IA de forma cojonuda en una entrada, peloteos aparte. Pero como tu eres un Amo del Universo, para tí esa es una minucia sin importancia. Es más, esa deuda de un currito junto con varias otras la puedes volver a empaquetar y revender varias veces. Increíble pero real.

Esa es la barbaridad que se empezó a hacer por los USA y se siguió haciendo masívamente por todo el orbe,  mediante una serie de instrumentos financieros paridos por mentes delirantes. Una serie de matemáticos, llamados los quants, impresionaron de tal manera a Wall Street que les hicieron bajarse los pantalones como lelos.

Mediante fórmulas contables novedosas, que pasarán a la historia de las infamias intelectuales, justificaron la imbecilidad máxima. Estimaron que el riesgo general de que la cosa hiciera “puf”  vendría compensado por los promedios generales del paquete, que se mantendría estable. Pero entonces, Lehman Brothers pegó la petardada, aay, dios.

Era la gran cesta donde se empaquetaban una y otra vez los huevos podridos   -por haber inflado los precios-  y resultó que los huevos reventaron. El rey inmobiliario estaba desnudo y sobrevalorado, las viviendas bajaron de precio y los impagos se dispararon. Como los activos se habían convertido en humo, se cortó el crédito a las empresas y se agarró la pastita pública, recortándola de la inversión general. Tan sabio que se suponía al Dios Mercado y a la hora de la verdad a llorarle a la hucha colectiva, siempre la misma porquería.

Las empresas que no recibían créditos no podían pagar nóminas, despedían al personal y este, a su vez, dejaba de consumir y pagar hipotecas. La debacle, el colmo y la leche en bote. Una caída en cascada de miles de naipes que no paraba ni Cristo.

Los bancos, señor, los bancos de las narices tienen ahora una paradoja fatal. Vendieron humo y les tuvimos que rescatar, pidiéndoles, a cambio, que facilitaran crédito. Pero hacerlo les  supone anotar  -de nuevo-   más humo futurible en los balances, justo el nuevo tabú que ahora quieren evitar, con lo cual la reactivación puede que tarde años enteros.

Un director de sucursal del barrio contaba que vió parar delante de la puerta un coche atestado de gente y de bultos. Del mismo bajó un rumano que llevaba años trabajando en la zona y tenía una hipoteca con la sucursal. Se dirigió al despacho con unas llaves y se las entregó al relatante:  “Ya no puedo pagar. Ten las llaves del piso. Me vuelvo a Rumanía con mi familia”

Y esto en el mejor de los casos. Muchas veces, sencíllamente, desaparecen sin avisar, dejando los pisos en estado crítico.  Y todo lo que no se cobra es dinero de los depositantes,  existiendo entidades con un nivel de activos “tóxicos” tan elevado que no se quiere revelar.

Pero seguro que no emparedan o ejecutan al cabronazo de director de sucursal, que ignoró el riesgo y prestaba a todo quisqui dineros que no eran suyos. Y encima, ZP  no quiere que los bancos paguen. Con socialdemócratas así…

Un saludo deudor. Lo siento…

Anuncios
comentarios
  1. Sr. IA dice:

    Gracias por el elogio, y ahora échémenos a temblar.
    Dice un guru que está en ciernes un segundo crash financiero.
    El negocio es claro. Los Estados, en su día, prestaron miles de millones para sanear las cuentas y rescatar tóxicos.

    Pon que Banco X ahora le da por no pagar. Amigo contribuyente, sigo sin poder, no puedo devolverte el dinero que tan amablemente me prestaste… Necesito más…

    Quiero decir que el rescate bancario se hizo sobre la premisa de que se reconduciría la situación. ¿Pero y si no?

    Dios sabe que no comparto sus críticas al mercado, amigo Francissco… Pero sí.

    ¡My God!
    Que pase un buen día de Difuntos

  2. maxtor dice:

    Pues los precios de las casas no van a parar de bajar. Los bancos, con esto de las ejecuciones de préstamos, se están haciendo con un parque inmobiliario enorme, de casas que pertenecían a quien ya no puede pagar. Seguramente que los bancos, para deshacerse de ellas, las pondrán en el mercado a precios de risa, con lo cual aún forzarán todo más a la baja.

    Es como un efecto bola de nieve y hará que nuestras casas, en general, valgan un poco menos cada vez. Nos desvaloriza a todos.

  3. francissco dice:

    Sr. IA: Mis críticas a la economía de mercado las referiría, más bien, a cuando esta carece del más mínimo control, porque entonces se convierte en un caballo salvaje que nos cocea a todos, que es la situación que estamos viviendo ahora.

    Con ello, no es que crea en las soluciones marxistas ni colectivistas, porque de ahí no salen más que pesadillas cuando las aplicas en el mundo real. También el exceso de intervencionismo politico -aunque no sea marxista- genera aberraciones, por supuesto.

    Pero el liberalismo salvaje y el laissez-faire (dejar hacer) también fracasan en el mundo cotidiano, en mi humilde opinión. No creo en la mano invisible del mercado porque es una falacia que oculta oligopolios y alienación de consumidores. Y también cierta miseria moral en el caso bancario, dado que ellos no arriesgan su capital sino el nuestro, un matiz clave. Aaah, que rollero estoy, My God, sorry.

  4. Sr. IA dice:

    (Perdún, un bucle sin duda, se me olvido copipegar la entrada)
    Estimado Francissco, no soy un papanatas defensor del mercado per se… Es evidente que la Reserva Federal se hizo el Tancredo ante la avalancha de titulación tóxica que invadia USA y de ahí al mundo. El único mecanismo de control que se les exigía era auditorias, que desde hace décadas nadie se toma en serio porque trabajan a medida (mira Elrond).

    En el caso de Euro-Europa fue diferente. Los mecanismos de control son más duros, aunque a mi juicio, siguen siendo extensiones de la gran banca y les falta mucha independencia.

    En otras ocasiones es la dualidad juez y parte del financiero. Por ej. en el mercado hipotecario. la tasadora es el banco, la prestataria es el banco, la auditora es el banco, etc… Así pasa que en España, con reserva de pisos para dos años, los precios “sólo” han caído un 15% en primera residencia (en segunda sí, bastante más). Los precios estában un 40% por encima del valor mercado. No bajan más porque si bajan los activos bancarios se desploman.

  5. Mariano dice:

    Confío que todo esto tenga arreglo, aunque acá en Argentina ya hace tiempo que nos ocurrió lo de ir al cajero a sacar y que nos dijera que no existía plata. No sé España como andará pero espero que nos perdonen aunque solo sea un poquito de deuda, ja, ja. Interesante blog aunque de economía no se demasiado.

  6. Blue dice:

    Esto me recuerda el dicho de “El banco te presta el paraguas cuando hace sol, y te lo pide cuando empieza a llover”.
    Por la información que yo tengo solo están vendiendo los pisos “malos” y los “buenos” los están reservando para tiempos mejores.
    Y digo yo…esa ” barbaridad que se empezó a hacer por los USA y se siguió haciendo masívamente por todo el orbe” ¿no sería también una medida calculada para hundir el euro, por ejemplo?. Es una duda que me asalta últimamente.
    Saludos.

  7. francissco dice:

    Sr.Ia: Alan Greenspan pudo haber acabado con la burbuja financiera subiendo las tasas de interés pero no lo hizo, Tancredo total, je, je, muy cierto. Podría haber acabado así con los preśtamos de riesgo y demás. Curiosamente, el se justifica en modo conspiranoico: Así, resulta ser que China es la culpable por comprar tantísimas letras del Tesoro yanqui (mosqueante, ciertamente)

    Pero esa explicación no da cuenta de Euro-Europa, ja. Aquí los chinos no compraban nada. Los intereses estaban bajos por la pura voracidad de la fiebre inmobiliaria, oh, señor.

    Mariano:
    No tengo nada contra Argentina pero, aunque sea a poquitos, id pagando, ja, ja, anda. Saludos.

    Blue: Hola, bienvenida por aquí. Me da que la “barbaridad” no la calculó nadie y fué la pura avaricia la que lo desencadenó todo. Al euro lo que le ha ocurrido es que ha subido frente al dolar como la espuma del champán y nos resulta fácil comprar fuera pero dificilísimo vender. Bien podría ser que se fuera a pique o que a algún país de la eurozona lo echara el conserje del club, glub.

  8. itaqua dice:

    ” … y seréis como dioses”.

    ” Subimos en la medida que bajamos”

    “El camino hacia lo alto y el camino hacia lo bajo es uno y el mismo”.

    Tanto para unos como para otros.

    Y la cosa sólo acaba de comenzar.

    Por algo, los pensadores actuales hablan de era pre apocalíptica.

    • Descla dice:

      Yo soy muy escéptico con la “libertad de mercado” en cuanto a que no creo que sea libre, ni siquiera creo que sea mercado; lo de la libre competencia parece empezar a ser una falacia y los apaños y las componendas campan libremente.
      Del señor Zetaperro y su socialdemocracia ¿qué más puedo decir ya que no se haya dicho? No quiero ensuciar este blog con mi lengua desatada en plan insultos.
      Me acojona lo que dice el sr. IA del segundo crash. O no, ya no me acojona nada y que reviente esto cuanto antes, pero que no se eternice esta agonía.

      Saludos.

      • francissco dice:

        Itagua: Sé que en el fondo estás tranquilo, dado que tienes una pasta gansa invertida en paraísos fiscales. Dicha pastita te permitirá contemplar el apocalipsis viéndolo en una enorme pantalla plana, dentro de una cabaña de alguna playa tropical y acompañado, posíblemente y lo espero por tí, por alguna fermosa nativa. Y afuera – precaución elemental- tendrás un mozalbete para avisarte si viene el marido. Así, pues ¿Quien teme al lobo?

        Descla: Confío y espero en que el gurú que citaba el Sr. IA se equivoque, al igual que hicieron el 99% de los economistas, menos Paul Krugman, Taleb y algún otro a quienes en su momento mandaron al cuerno por aguafiestas. De lo contrario…glub.

        Y por ensuciar el blog, no problem, ya tiene bastante conmigo a los mandos. Insulta líbremente a cuanto personaje público pilles a mano, siempre que no haya cerca niños pequeños, juasjuas.

DESPÁCHATE A GUSTO...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s