Nación de idiotas ¿o no?

Publicado: 11 enero, 2011 de Frankie en Paranoias del XXI

Alguien nos mintió cuando  -además de hacer promesas políticas- nos dijo que ya podíamos abandonar la escuela.

Nos hicieron creer que entendíamos el mundo, cuando resulta que este no era sino una maraña de complejidades y de  sinverguenzas que emergen por todas partes. Es como hacerte entrar con engaños a un examen de Facultad cuando apenas has terminado el Instituto

O eso, o que esta articulista de El País, Ana Ma. Segovia Fernández, desea librar de culpa a los políticos gobernantes, llamándonos a todos adolescentes.  Quizá sea la última estrategia del paternalismo gobernante, ay. En fin, además del enlace, lo copio/pego para que no tengáis que hacerle click si no deseáis.

40 millones de adolescentes ciudadanos.

Decía hace poco un paisano tras la muerte de un niño arrastrado por la riada de un arroyo, que “es que los caminos no tienen puentes”, es decir, que “alguien” debería hacer un puente en cada uno de los arroyos de este país para evitarnos riesgos. También los vecinos a los que se les han inundado sus casas por las crecidas de ríos dicen que “alguien” debió decirles que allí no se podía construir. Los afectados por la estafa de Afinsa pedían que el Estado les devolviera el dinero que ellos en su afán de cobrar más habían invertido en juegos poco seguros. Los ciudadanos que ven cómo embargan sus casas después de haberse hipotecado irresponsablemente, se quejan de la especulación y de que los intereses tan bajos les han llevado a esta situación. Los empresarios españoles que han amasado fortunas con la corrupción, especulación y arruinando empresas dicen que han perdido sus negocios por culpa del Gobierno. Cuando las jóvenes se quedan embarazadas sin desearlo se habla de que las instituciones no les informan. Los honrados padres de este país dejaron que sus hijos abandonaran la formación para trabajar en puestos temporales y no cualificados y ahora están en paro

Es decir, los españoles no sabemos si debemos o no cruzar un arroyo con una fuerte corriente, o si es seguro hacer una casa en la ribera de un río, o si es conveniente invertir nuestro dinero en negocios oscuros, o si debemos hipotecarnos hasta los ojos, o si tenemos que ser empresarios honrados, o si debemos o no usar preservativo y, por supuesto, nosotros, los padres de familia de España, no podemos saber si es bueno que nuestros hijos estudien y se formen para que tengan un futuro mejor.

Evidentemente, somos ciudadanos adolescentes sin ninguna responsabilidad de nuestros actos.

Lo que equivale a decir que las elecciones políticas que forman y mantienen gobiernos socialistas también están equivocadas hasta la médula, my sister Ana Ma. ¿No?

Enlace tomado del “muro” de Aspid Ana Obis. Thanks, my darling 🙂

Un saludo puberal.


Anuncios
comentarios
  1. Kotinussa dice:

    Lei el artículo directamente en El País, y estuve de acuerdo con él. Creo que no desea librar de culpa a nadie, que es precisamente lo que hacen los que desean que Papá Estado les solucione todo. No creo que esto sea tampoco culpa de los políticos que nos gobiernan, por lo menos de los de ahora mismo, pues es el resultado de un proceso que dura años.

    Lo cierto es que hay ya una generación de adultos que siempre buscan, como la niña del anuncio de Mapfre, que su papá le arregle todo. Se van de vacaciones al Caribe en plena temporada de huracanes y luego se quejan si se quedan allí aislados y esperan que un avión del ejército les rescate. Se meten a hacer espeleología en una cueva peligrosa sin suficiente experiencia ni equipo adecuado y ven muy natural que cincuenta expertos de la Guardia Civil se jueguen la vida por sacarlos. Se van a hacer turismo “de aventura” a un país peligroso y se llevan las manos a la cabeza porque no pueden pasear solos sin que, como poco, les roben. Y estoy hablando de personas que tienen entre treinta y cuarenta años. Esas personas no se han vuelto así en dos o tres años, nacieron así (hacia 1975, por ejemplo), les educaron en eso, y así siguen.

    • MJ dice:

      Totalmente de acuerdo, Kotinussa. Hemos perdido el sentido común, que no nos lo enseñan en el colegio, son nuestros padres ausentes, los que creyeron que porque ponían comida en nuestros platos estaba todo hecho.
      Educar es algo más que eso. En parte es doblegar, pero también orientar y alentar. Y cuando la gente no ha sido educada, piensa que el mundo es el salón de su casa, o como mucho, el bar de al lado, donde puede hacer lo que le da la gana sin pensar en nadie más.

  2. francissco dice:

    Estoy de acuerdo por completo en los casos de aventurerismo que citas, donde los protagonistas parecen descerebrados, no me cabe duda. Pero la gente a la que se le inunda la casa no siempre tuvo elección para comprarla, hablamos de poblaciones enteras. Y la legislación financiera es oscura, complicada y favorece a los tunantes con su falta de control, no sé.

    No le falta razón en la actitud de fondo pero, en el caso de las hipotecas, pej, el gobierno favorecía el que tomaras una, al principio. Imagino que para estimular la economía. También está claro que las cuentas debe sacarlas uno. Me pilla a contrapelo este artículo, jeje.

  3. Carmela dice:

    Pues yo no he sentido lo mismo que explica Kotinusa. Si estoy de acuerdo con ella en algunos de los ejemplos que cita,pero no son precisamente a los que se refiere la articulista.
    Es más, después de leer el artículo, me ha quedado un resabor amargo y he sentido cabreo por la opinión que dá de los españoles y la simplicidad, a mi entender, a la que reduce los problemas que existen.
    Un beso

  4. partisana dice:

    Frankie, desde la más idiota pero internacional, no puedo sino decirte que de acuerdo. Nos lo merecemos; hay mucho eventurero de todo tipo. Y siempre, tienen que sacarles las castañas de fuego, otros.
    Ni preparados, ni competitivos, ni cultos, ni educados, ni ciudadanos, ni ná.
    Una pandilla de borregos con ideas preconcebidas, sin ni siquiera haber copulado.
    Un saludo.

  5. francissco dice:

    Estoy de acuerdo en que existen aventureros y majaras y son para matarlos pero, tal y como dices, Carmela, el artículo incide en cosas donde los políticos sí que tienen responsabilidad. Las casas que se inundan en ríadas están allí porque tienen permisos, por ejemplo. Besitos.

    Partisana: que estamos aborregados es cierto. No miramos donde nos metemos/meten. Tenemos buena parte de culpa. Pero no sé, este articulillo quizá quiera exculpar a alguien, esa sensación me da. Besos

  6. Blue dice:

    Los ejemplos que pone esta señora no son comparables, no se les puede meter a todos en el mismo cesto. A la vecina no se le debería inundar la casa cuando crece el río porque donde los ríos tienen fuertes crecidas (y eso se sabe) simplemente no se debería permitir construir.
    Y los honrados padres de este país que convencieron a sus hijos para que no abandonaran la formación, también los tienen ahora en paro.

    Saludos, Frankie.
    Besos..ya no sé como son los besos adolescentes, ja, ja.

    • MJ dice:

      Veamos, buena parte de las viviendas en zonas inundables se compraron en terrenos rurales que luego se hizo presión para que urbanizaran. Esa es la historia de todos los días en Córdoba, por ejemplo, donde una buena parte de la ciudad está en parcelaciones ilegales. Y luego estos propietarios han hecho una presión tremenda sobre el ayuntamiento para que se legalice la situación. Y no digamos los jugosos negocios que algunos constructores han hecho con esto, que tampoco es moco de pavo.
      Y respecto a la formación de esos hijos en paro, que emigren, que es lo que siempre se hace cuando eres competitivo y necesitas pan en la boca. Si no hay curro aquí, hay que buscarlo como hicieron aquellos valientes de los años sesenta y setenta que se marcharon a los campos y las fábricas de las Europas a buscar el pan de su familia. Tenemos mucho niñato llorón enganchado a la consola y a la teta de papá y mamá.
      En fin, lo dejo, que me enervo. No os podéis imaginar la cantidad de inútiles que echamos de los institutos sin tener ni puta idea de nada y perros como ellos solos, que luego van a la facultad, tardan media vida en terminar una carrera y luego se enchufan un master detrás de otro sólo para alargar la cosa lo que se pueda… Y pobrecitos, angelicos, que no hay curro para ellos. Ojalá no trabajen nunca, así harán menos daño…

  7. francissco dice:

    Blue: Esta señora suelta barbaridades, intercaladas con generalidades normalillas. “Haberse hipotecado irresponsablemente”, je. Si se supone que abandonar la adolescencia es irse de casa, lo más habitual es hipotecarte para comprarla. Si luego tu empresa se arruina y vas al paro ¿encima eres “irresponsable” cuando ya no puedes pagar? ¿Que hubiera sido lo responsable? ¿Haberte ido a vivir bajo un puente? ¿Pagar y pagar alquiler y nunca poseer vivienda?.

    Besos. Adolescentes, aaaah. Recuerda esas canciones de aquella época y revivirán las hormonas, ja, ja 🙂

  8. india dice:

    Ayer medio discutía con la mami de un compañero de mi chiquitaju1…Me decía “Es que cuando Aznar había trabajo!!No como con “essste”que nos ha llevado a la ruina!!” Nos ha jodido,le contesté,es que el trabajo que había en la época dorada de tu bigotes era fruto,sobre todo,de la especulación y la farsa económica que se ha derrumbado en un gobierno que no es el suyo…Distinto es,desde mi punto de vista,la ingenuidad de la que han pecado esta gente…pero de ahí,a pensar que todos los problemas sean de unos o de otros…Ni yo voy a culpar a ZP de mis migrañas,ni él se va atrever a reprocharme que quizás sean consecuencia del stress que me provoca la puñetera hipoteca y la curiosa costumbre que tienen mis churumbeles de comer tres veces al día…Nací en el 76 y me he visto 3 canas!!!! las cambiaría por un “barillo” en todo el medio de la frente jijijiji pero no,ya queda poco de la adolescente que fuí en mí.
    Achuchones,Frankie!!!!

  9. Kotinussa dice:

    Sigo pensando que mucha gente (que estoy de acuerdo en que no toda, vale) se ha labrado su propia ruina, porque es mucho más divertido vivir la vida loca que practicar al menos tres de las cuatro virtudes cardinales: prudencia, fortaleza y templanza.

    Templanza, o sea, moderación, sobriedad y continencia. Porque tengo miles de ejemplos en los que he visto cómo durante muchos años (bastante antes de Aznar, por ejemplo) gente de menos posibles que yo vivían sin privarse de nada de lo que les apetecía, entrampándose hasta las cejas. Por poner un ejemplo nimio, la asistenta que teníamos en casa tuvo un vídeo años antes que nosotros, en cuanto salieron. Por muchas facilidades que te den para entramparte, nadie te obliga a hacerlo. SIEMPRE HAY QUE VIVIR POR DEBAJO DE LAS POSIBILIDADES QUE TENGA UNO. Hace treinta o treinta y cinco años todo el mundo compraba a plazos de todo, desde un coche hasta una parcela para hacerse una casita de fin de semana. Mi padre vivió de alquiler hasta que pudo pagar un piso a tocateja, 19 años después de haberse casado. Jamás tuvimos una segunda vivienda para las vacaciones. Jamás cambió de coche hasta que era claramente necesario. Jamás compró a crédito. Probablemente muchas personas pensarían que qué pena de nosotros, pero lo cierto es que mi padre no sólo nunca le debió ni un duro a un banco, ni firmó una letra, y mucho menos por gastos suntuarios. Eso sí, toda su vida vivió tranquilísimo, y teniendo un colchoncito de ahorros que le permitió dormir a pierna suelta.

    En estos días pasados de Navidad, y en un país en el que dicen que todo el mundo está ahogado, podías ver en la televisión a gente de aspecto patibulario salir en los telediarios diciendo que había que liarse la manta a la cabeza porque “el marisco era algo imprescindible en estos días”. Y eso lo veo cada año en Navidad, señoras de aspecto muy modesto comprando percebes, cigalas o nécoras “porque es Navidad”.

    Y ayer mismo, una veinteañera, que me juego lo que sea a que no tiene trabajo ni formación para conseguirlo, reconocer ante las cámaras de televisión que compraba en las rebajas cosas que no necesitaba con dinero que no tenía (tarjeta, claro).

    En fin, podría seguir hasta el infinito, pero ya el comentario es bastante largo y creo que se me entiende lo suficiente.

    • india dice:

      En mi casa,primero por imposibilidad y luego por convicción (ahora que lo pienso..podría invertir el orden y me parecería adecuado,tanto monta,monta tanto),también se ha vivido y nos han educado en esa especie de austeridad preventiva,no es la primera vez que cuento que yo soy de ahorrar si quiero comprarme algo digamos,no religiosamente necesario,y entra todo…desde unos vaqueros nuevos (innecesarios si el que tengo aún tiene hueco para parches) al capricho del bajo con amplificador…Entiendo lo que dices,y en mi forma de vivir,lo comparto…pero no puedo afirmar que sea la manera correcta frente a otras incorrectas,…nusé…

  10. Descla dice:

    Me apunto a las tesis de Kotinussa, sería tonto repetir lo mismo. Gracias por copiarlo: me ha sido más cómodo seguir leyendo sin más.

  11. francissco dice:

    India: pero de ahí,a pensar que todos los problemas sean de unos o de otros…Ni yo voy a culpar a ZP de mis migrañas,ni él se va atrever a reprocharme que quizás sean consecuencia del stress que me provoca la puñetera hipoteca…

    Efectívamente, el reparto de culpas debería ser ponderado y concreto, India. Salir ahora -con la que está cayendo- con que existe un problema de adolescencia generalizado me parece propio de un argumentario baratete. Adoptarlo, equivale a renunciar al análisis colectivo y la inteligencia sobre el funcionamiento social y tal. Aaale,

    Kotinussa: Me parece una filosofía de vida de vida sensata, en principio. Lo malo es que reduce las posibilidades de uno a las circunstancias del momento y te priva de la expectativa de un presente mejor. Presente que se mejora arriesgándose, claro. También -obviamente- evita que te estrelles si las cosas salen mal. En ese sentido y al menos, que los poderes públicos mantengan la pista de aterrizaje en condiciones, je, je.

    Descla: Tu de niño ya formabas clanes armados que perseguían felinos. No pareces cumplir con las virtudes de la templanza que reclama Kotinussa, ja, ja, ja, 🙂

  12. Blue dice:

    Sí, claro, antes se ahorraba porque no quedaba más remedio. Ningún banco te daba el 120% del valor de tu compra, cosa que ocurría hace 2 años, por ejemplo.

    😉

  13. Descla dice:

    Frankie, pecador, no lances la piedra que no estás libre de culpa: ¿te suena de algo un tal maskón? Jua jua jua jua.

  14. francissco dice:

    Blue, entraríamos en la influencia ambiental, que citaba Descla en una entrada reciente. Todos esperaban que todo el mundo prosperara…

    • india dice:

      Y prosperaron sobre todo los que de verdad esperaban que lo hicieran, los que menos sufren o han sufrido la crisis no les ha sido sorpresa…quizás aplicaran el estudio a la carta…jijijijijijiiji esa vez,sí…mira oye! ;P

  15. francissco dice:

    Cruce de caminos, Descla. Las bandas que cazábamos canes éramos rivales de las que cazabais felinos, je, je. Eran dos religiones de caza distintas…

  16. india dice:

    A ver,Kotinussa,que a mí me da igual en qué se gasta la gente su dinero…no sabemos si tu asistenta comía todos los días huevos fritos con papas pero la mar de contenta con su vídeo (espero que fuera VHS al menos,la pobre,si compró un Beta le daría un jamacuco jijijiii)…evidentemente,si se le colapsan las arterias por el colesterol,que no culpe a otra cosa que a la dieta que ella decide tomar…Pero no creo que yo,o al menos no seré yo quien juzgue qué está bien gastado o no…y como dice,más o menos o interpreto,Blue…si no se dan las posibilidades o condiciones…las cosas no pasan,porque no se te permite…deja que a la veinteañera se le acabe el crédito…comerá trapitos…pero sí que el banco le da una tarjeta sin tener trabajo…digo yo que para que gaste,no para que la enmarque.

  17. india dice:

    Caza gatos y caza canes…estas cosas está muy bien que las comentéis,eh?para estar sobre aviso,vaya…el uno con armas en casa,el otro hablando de clanes…ojú…

  18. Descla dice:

    Enlázale a India la aventura de Maskón, Frankie, que se va a reír a gusto.

  19. india dice:

    Jopelines…si seré inútil que he puesto seguimiento por mail…pero dando la dirección de la otra cuenta…jijijijiji ahora lo arreglo y saldrá mi yo emo juás!pero me enteraré de lo que va pasando…perdón por la excesiva presencia.

  20. Descla dice:

    Ya le he enlazado a India la entrada de Maskón en los coment. de mi blog, Frankie.

  21. francissco dice:

    Uuf, que he tenido que salir fuera. Gracias por ese enlace, Descla. Me encanta como cambias de aspecto, India. Si nosotros cazamos, tu eres una hechicera cambiaformas, je, je

    • india dice:

      Pues no ha salido la imagen emo…es que no me he acordado de que en wordpress la cuenta que tengo dada es la otra,y claro,sin cuenta te plantan la imagen que a ellos les parece…muy monas las tuyas,por cierto,a Blue en otro blog le ponían bigote jijijiijiji

  22. Blue dice:

    Ja, ja, ja no me fastidies India, que ya le pregunté a Frankie como podía quitar este baldosín, y por lo visto no hay remedio. (Lo del bigote era peor, sin duda, además con cara de borrachín ).
    Frankie, toma nota: India hizo dos comentarios con un jijijijij cada uno. Ni omá ni laleshequemamaste…Este debe ser un blog serio!!!

    Y volviendo al tema. A nuestros padres no solo no les facilitaban esa cantidad de dinero sino que el ahorro para ellos era algo fundamental. Siempre había que tener dinero “porsipasabaalgo” y ese algo podía ser una enfermedad, una avería, o cualquier tipo de imprevisto. Ahorrar era un obligación.
    Justo unos meses antes de que se declarara esta inexistente crisis, me decía un primo que poco menos que yo era una anticuada, que había que hacer como los americanos (que modernos ellos), que no entienden que se pague algo si no es a plazos.
    Pues aquí estamos. Los bancos han prestado dinero a quienes no lo podían devolver, y nadie con poder y autoridad se lo ha impedido.

    Besos maduros…de adolescentes, nada!

  23. francissco dice:

    Los “baldosines” para el careto los asigna el gran hermano wordpress desde el servidor central. Pero un grupo de intrépidos estamos pensando infiltrarnos y hackearlo, como en Tron. Pronto, India y Blue, seréis liberadas y podréis lucir vuestra hermosura (desayunar bizcocho con LSD me sienta genial, yeeaaah)

    Y con el tema de los plazos, ay. Nuestros padres vivieron en una época tan diferente…Los míos funcionaban al estilo de los de Kotinussa y de los tuyos, Blue. Hasta que no tenían para pagar al contado no soltaban (ni sueltan hoy en día) la panoja y no había consumo ni gaitas.

    Pero en mi caso, se positívamente que más de una cosa que poseo no la tendría si no fuera por el método de financiar y comprometer mi futuro. Hasta ahora me ha salido bien y los pagos más gordos van tocando a su fin. Me apresuro a tocar la madera de todos los árboles que vea…

    Y de los adolescentes que manejaban (y manejan) los bancos y que prestaban a todo quisqui para embolsarse comisión, en fin. Que lástima que se les machaque tan poco en la prensa. Se ve que entre adolescentes hay niveles.

    Besos madurísimos. Y con los plazos pagados 🙂

DESPÁCHATE A GUSTO...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s