Domingo de nauseas (1)

Publicado: 1 septiembre, 2011 de Frankie en Años idiotas, la epopeya, Road movie, Ruta bakalao

Sunday Morning [ años idiotas. Continuación]

Aquella bebida “energética” que me había tragado empezó a despejarme algo, al poquito de arrancar el coche, con Angie y Mila dentro del mismo. Angie estaba otra vez al lado mío, con el asiento reclinado y despatarrada. Mila había entrado en tromba en el Ford y se había tumbado atrás, cuan larga era (y mira que lo era).

-“Tira para la zona de la calle Bilbao y ya te diré, tío.  Si me duermo no te importa ¿verdad?”. Así me dijo Mila y se envolvió con la cazadora. Yo me notaba taquicardia por más de una razón. Aquella última bebida -para empezar-  ejercía un efecto acelerante,  a su vez Angie me acariciaba y estiraba suavito el pelo y Mila había empezado a liar un porro. No me había encontrado en semejante situación en bastante tiempo y buscaba la salida del párking, esta vez en estado de sobreatención con el efecto del LSD, al parecer, remitiendo.

En la salida había cola de vehículos, esperando incorporarse al tráfico de la autovía hacia Valencia. Ví que una pareja de tipos a pie se intercambiaban bebidas y, oh, cielos, pero qué casualidades tiene la vida. Porque uno de ellos era bien fácil de reconocer, por llevar un camal del pantalón sucio, al estilo fango gris fashion. Juanmi (quien sino) para colmo, se volvió cuando yo ya estaba a punto de salir y se me quedó mirando pasmado.

Desde donde nos miraba se divisaban perfectamente las dos musladas gloriosas, las de Angie y Mila. No acerté  mas que a hacerle un gesto de “espera que ahora volvemos” (sic). Tenía los ojos saltones y brillantes y no apostaría precísamente por su lucidez. Rematé la despedida con el pulgar hacia arriba y hubo suerte: el me hizo el mismo gesto -con cara un tanto perpleja, todo hay que decirlo-  y yo salí al asfalto como alma que lleva el diablo. Y al hacerlo Angie intervino, soltándome en ese momento una frase que me puso más rojo que un tomate:

“Tío, controla, no aceleres tanto y no hagas el bárbaro con el coche como antes. Te advierto que como corras mucho no mojas hoy…” Y así diciendo empezó a reírse como una descosida, la muy borde. Mila la secundó a carcajadas y apenas podía liar el porro, vaya apuros para un tímido, señor, señor.

Porque, llegados a este punto, es preciso aclarar que yo no tenía todavía relación alguna con Angie. Estaba muy buena y apetecible, sí, pero se relacionaba con todos de forma fraternal, como una “colega” más. Si aquella noche estaba sola con tanto tío se debía a que una amiga -con la cual “estudiaba”- al final falló.

Y francamente, yo no sabía que pensar, si sería cierta la promesa de “mojar” o sería una broma. Respondí con un: “seré bueno, corazón”, para quedar elegante (espero). A todo esto, el aroma del porro de Mila pronto llenó la cabina,  pudiéndose oír las supercaladas que le pegaba.

Pero pronto el tráfico me sacó de ensoñaciones, ay; los coches me adelantaban a velocidades de locura, pasando a mi lado como flechas. Los que salían de las discos no parecían tener a nadie que los refrenara, y yo me había metido en medio de una especie de pique entre varios conductores, maldita fuera mi estampa.

Pronto la cosa tomó un cariz bastante feo ¿Sería ese mi karma aquella madrugada? O eso o el mal de ojo. Un coche muy grandote y rojo, no recuerdo ya el modelo, se puso en paralelo con nosotros por el carril contrario. Iba lleno hasta lo imposible de tipos con el cráneo afeitado. Al parecer, dicho afeitado les había afectado el neocórtex, porque iban oyendo la música altísima y agitándose todos como epilépticos.

-“Joder, que asco -soltó Mila, que al parecer no pillaba el sueño- son todo punkarras con rollo de anfeta…”

Uno de ellos, señaló al interior de mi coche. Las dos mozas que llevaba dentro destacaban bien y pronto se pusieron todos a babear y soltar barbaridades por la ventanilla.

A mí, la compañía femenina -por no mencionar el humo del “peta”-  me volvía más fanfarrón de lo habitual y sentí que debía ejercer de Chico Guay. Pensando que pronto me adelantarían y me olvidarían, no se me ocurrió otra gilipollez que mandarle, burlón, un besito a uno de ellos, lo que tuvo un efecto explosivo…

Porque pude oir bien alto y claro lo de:  -“…pero si es un puto maricón de mierda. Y encima lleva a dos chorvas. Vas a besar a tu puta madre, bujarra de los huevos. Dani, dale con el carroo…”. Pero, ja, el tal Dani tuvo otras preocupaciones bien pronto…
En efecto, por el carril que iban ellos pronto apareció una especie de camioneta vieja, a lo que recuerdo. Yo pegué un frenazo enseguida (gracias, Red Bull) y ellos me rebasaron y se metieron pronto por la derecha delante mío.

Pero, lanzados como iban, superaron la cuneta de la carretera y entraron a una huerta que había al lado. Que lástima, ay, cielos, que la misma tuviera un metro de desnivel respecto a la vía.  La camioneta frenó en su carril, pero ya de poco valía para los anfetamínicos desafiantes, porque llegaron a planear unos metros en pleno aire para luego impactar, de plano y fuerte, muy fuerte : “CATACRAAAACCC”.

-“Oooostia, que leñazo. Pero se lo merecen, por mierdas. Arranca, Frankie, tío, sácanos de aquí, que si vienen los “Stupas” (G. Civil) te harán soplar y te empapelarán”

Bueno, aquella era la Angie práctica motivando al Frankie histérico, al cual no le hizo falta mucho más para meter otra vez la marcha y salir. Rebasamos a la conductora de la camioneta, una mujer más bien mayor, que lo miraba todo con ojos como platos y que continuaba parada en la carretera.

Yo puse la directa y pronto tuve el canuto en la mano. -“Toma, nano, pégale un tirito y tranquilízate, anda” dijo Mila, muy maternal ella. La intención era buena pero, ay, que aquello estaba muy cargado. Le dí una calada demasiado potente quizá y  -combinado con todo lo que ya llevaba y las emociones- me noté al poco una sensación de nausea en la boca del estómago…

(Atentos a la continuación. Si os apetece, claro)

Banda sonora: sunday-morning-the-bolshoi

Anuncios
comentarios
  1. fiorella dice:

    Frankie que bueno que estás para contarlo!!….Supongo que eso de andar dando besos al aire, no más,verdad?jajajajaja.Un beso.

  2. Errantus dice:

    Lo sorprendente no es la cantidad de barbaridades que cuentas, sino que hayas sobrevivido. ((O_O))

  3. Blue dice:

    Si, sí, claro que apetece!!!
    Y dices que eras tímido…bueno, son estrategias que funcionan, ja, ja.
    Chula la canción.
    Besos…timidísimos, claro.

  4. Sr. IA dice:

    Jesús, José y María… Tras enfrentarse a la ruta de bakalao, una crisis lisérgica al volante, un padre mosqueado, colegas flipados, la banda de Dani…

    Nota. en qué estaría usted pensando al mandarles besitos a la banda de Dani el calvo… Qué historia, recuérdeme montar una web “grandes farras de hoy, ayer y siempre”. Le recomiendo, para otra vez, la BS buena… la de la Velvet…

  5. Jajaja! no se que me ha gustado mas… estoy decidiendo entre esa cara de angel falso diciendole a Angie en tono zalamero “Seré bueno, corazón” o en emocionarme pensando si al final no “mojaste” por vomitarle encima, jajajaja…
    ¡Yo quiero mas! (de la historia, digo)
    Besitos.
    Mar.

  6. Maia Blank dice:

    Seguí, seguí el cuento que ya te dije que no me gusta que me dejen por la mitad !
    Si no termina como quiero me voy a decepcionar mucho 😉

  7. indiando dice:

    Ese “nano” como un “che” o un “tete” me trae gratísimos recuerdos… Chico, estas batallitas no son como las que me contaba mi abuelo… ¿tus nietos leerán esto? ¿Sus padres les dejarían? jijijijiji
    Achuchones, nano!

  8. Knut dice:

    Gracias.

    Y no por el contenido sino por el continente.

  9. Carmela dice:

    Frankie, Frankie, Frankie, o Nano, Nano, Nano,……….. así que te gusta que te tiren suavito del pelo, ayyyy pillin, jajajaja, Mira que tirarle un besito al macarra.
    ¿Y juanmi?, desde luego si despues de esto te siguió hablando………era un buen amigo.

    Anda y no nos tengas en ascua: Queremos más!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Besos y tironcitos de pelo.

  10. Maireen dice:

    Blue se me ha adelantado: y dices que eras tímido…

    ¿Tuviste muchas noches como ésta, criatura? Si tenías dos dedos de frente, supongo que se te quitaron de una vez para siempre las ganas de estas barbaridades.

  11. knut dice:

    Por certo, el último párrafo en el argot de porreta profesional se llama tener o pasar “un amarillo”. Un precioso prelminar de grandes momentos, sí.

  12. Frankie dice:

    Allá vamos, gentes que me interpeláis:

    Fio (rella): Gracias por alegrarte de que esté vivo, Fio. Ahora mando besos, pero tan solo a mujeres hermosas, solteras, mayores de edad e inscritas en el padrón municipal. Control de besitos voladores: yes. Besos fiorellos.

    Errantus, tus: Sobreviví porque las barbaridades fueron amainando, mon cherie. Si no, pronto las probabilidades se habrían puesto en contra, ja. Besos.

    Blue: A ciertas edades la timidez no es táctica, sino todavía genética, 😦 . Me alegro de que la canción te guste. Mandaré a tu correo cerca de trescientos títulos más que sacaron. De nada, jaja.
    Besos. Venciendo la timidez.

    Su SeñorIA: Dudaba entre los dos temas, porque el de la Velvet con Lou Reed es genial. Pero estos daban un aire más gélido y melancólico, más apto para bajadas de ácido, jeje

    Mar: Ah, cuestiones cruciales planteáis, señora mía. Si consigo vencer a la pereza despejaré las dudas. Pero ya aclaro que Angie se libró de vomitadas y otras asquerosidades, que uno será patoso, pero no tanto, jaja . Y te daré mas, te daré más (de la historia, digo)Besotes.

  13. Frankie dice:

    Maia: No te dejaré a mitad, corassón, pero es que la batallita fue prolija y mi capacidad para abreviarla es desastrosa. Si me extiendo mucho cansaré aún mas, si resumo demasiado se me descafeina. Ah, dilemas (y besos) 😉 😉

    India. estas batallitas las vivirían ellos (los abuelos) pero pillando cogorzas exclusívamente etílicas. Quien las pillara, nana, ja, ja. Quien no, se horrorizaría y daría un digno ejemplo. Y no se pueden contar a las generaciones jóvenes, no sea que las imiten más de lo que ya lo hacen. Mejor que no lean esto. Pero ya me aburría hablar de política, oyess…Besos

    Knut: Algún día en algún lugar sabré donde acaba mi contenido y empieza mi continente. De momento, toda mi persona es una entidad difusa sin límites claros, je, je

    Imagino que con lo del “amarillo” te refieres al advenimiento de la vomitona. Y sí, se pasa el colocón y alcanzas una autolucidez inusitada. Con la camisa perdida, pero en fin… Abrazones.

    Carmela: Nana, nana, nana, Carmi. Sí, JM me siguió hablando. De hecho, lo recordaba todo de forma confusa. Caer dentro de una acequia cuando pretendía mear lo trastornó. Gracias por el interés. Besazos y arrancadas de cabello (ooiihh)

    Maireen: Alguna noche más si que hubo, pero todo tiende a amainar y alcanzar niveles normalillos y mediocres. Y bueno, se puede ser tímido y tener suerte, pasa a menudo. Te ves metido en algunas gordas por puro azar…

  14. Maia Blank dice:

    España antes y ahora (vi este vídeo y me vino tu entrada a la cabeza):

    APRETAR ACÁ NO ALLÁ

    (a ver si sale el link sin que yo tenga que hacer una lección acelerada de LVTT – Lenguajes Virtuales del Tercer Tipo)

    Y besos, claro

  15. Maia Blank dice:

    JA, salió salió el link ¡soy una genia! 😀

  16. Frankie dice:

    jajaja, salió, salió, Maia, eres colosal. Eres toda una replicante Nexus 6, manejándote por la blogo. Había en el vídeo una que se te parecía mucho, jajajja. Se ve que te pillaron sin tú saberlo (ooooohhhhh) Como te menabas, que caderazos, por diosss

    Besones.

  17. Cheli dice:

    Me parto de risa, es increible las cosas que se hacen sin pensar y menos mal que en tu caso salio todo bien (bah, lo imagino, ya que lo estas contando) pero como soy una bruja maldita lo que me dio por pensar es que cuando tus hijos sean adolescentes vas a ser un represor tremendo, claro, conociendo el paño……je je je …..que mala que soy, pobres niños, que vegan a casa de tia Cheli que los deja salir a escondidas, je je je (la maldad me puede)….bueno, no demores tanto en seguir con la historia!!! el pueblo esta intrigado!!!
    Besostes!

  18. Wendy dice:

    ¡Jopeta, Frankie! Vaya nochecita, empieza a parecer un thriller, pasado el tiempo lo estás contando ¿ya sin timidez? Sigue, nano, sígue..

    Un beso.

  19. Frankie dice:

    Cheli: Como no tengo críos y mis genes no se han plasmado en ningún “Frankie 2”, gracias al cielo, no hará falta usar tu casa como asilo político, jajajajaj. Pero gracias por el ofrecimiento. Eso sí, es dificil que algunos críos que hay en la familia me la puedan “colar” cuando les oigo poner excusitas y contarles mentirijillas a sus padres ¡Mira que son transparentes, jaja! En fin, tal y como pedís, haré un esfuerzo supremo por vencer la pereza que me come y acabarla, gracias por el interés.

    Besitos.

    Wendy: Que te voy a contar, nana, la timidez la acabas venciendo, si no, te lo pierdes todo. Esto era anterior a que tú pusieras de moda los pololos, fijatess, oyess, jajaj

    Besos.

  20. Guinda dice:

    Ah, la historia continúa…

DESPÁCHATE A GUSTO...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s