A través del espejo (II)

Publicado: 30 septiembre, 2011 de Frankie en A través del espejo, Cuentos, Paranoias del XXI

La venus embustera

La mano de Pilar cayó encima de la boca de Javier y preguntó: -“¿quien es? ¿quién ha entradoo?”

-“¿Quien va a ser? Tu mamita que te trae tomates de la huerta. Te los dejo en la cocina. Por cierto, no hay luz y el ascensor no funcionaba. Menos mal que aún es de día..”.

-“Aah, ya vooy, espeera”. Pilar se “desencajó” y se incorporó. Javier, debajo tumbado, pudo apreciar las piernas fuertes de gimnasta, los labios del pubis y los senos apuntando respingones, con los pezones al rojo oscuro. Vió como se embutía en unas braguitas diminutas que se le metían por la rajita, realzando unos glúteos que parecían medias sandías.
Al tiempo que agarraba un batín le indicaba, con gesto nervioso y frenético,  que se metiera bajo la cama de una habitación que había al lado.

Javier se incorporó medio aturdido. Le volvió de golpe el dolor del costalazo que se había dado en la alfombra. Oía las voces de Pilar y las de otra mujer al tiempo que se metía bajo aquella cama. Al hacerlo topó con algo peludo y que gritó con furia: “¡miaaaaawww!”. La voz de la madre se oyó al pronto: -“Perlitaa, chiquitina ¿que te hacen a tí?”

Una gata blanca con collarín salió disparada de los bajos, no sin antes pegarle un bufido. Procuró estarse bien quietito. La estrechez del espacio le recordaba la sensación de aplastamiento vivida al ¿…al atravesar el Pc? ¿De verdad había ocurrido eso? Santo cielo ¿Pero en qué lío de locos se había metido?

Nunca supo con precisión el tiempo que pasó allí debajo con su pensamiento en bucle. En algún momento, las voces que hablaban cesaron y se oyó un portazo ¿Había sido la madre marchándose? ¿O aún permanecía en la casa? Era difícil precisarlo. Se empezó a escuchar un taconeo, seguido de unos pasos descalzos que llegaban hasta la habitación contigua, la del ordenador y la alfombra…

-“Vaaya, madre mía. Si el portatil brilla y la pantalla tiene estática y todo, entonces ¿lo has hecho, cariño? ¿Tengo entonces uno de esos casos aquí, en tu casita?…uuuf ¿Y que ha hecho? ¿Ya se ha marchado?  ¿Y dejándote sola después de darse el lote? Vaya mamoncete…”

-Para ya, mamá, por partes. Ha atravesado la pantalla en pelota picada (bueno, con batita) hemos follado como leones, sobre todo yo, porque el estaba empalmado pero grogui. Y, cuando tú has tocado el timbre, le ha entrado un ataque de timidez y se ha, jajajajajajja –Pilar tenía aquí dificultades para hablar- y se ha metido corriendo bajo la cama, aaaaayyy, jajajajajaa, mira, aquí está…”

Y diciendo esto levantó el cubrecama por una esquina. Cuando lo hizo pude ver los pies descalzos de Pilar junto a los de otra mujer, calzada esta con unos elegantes botines de calle.

-“Uuuuahhh, jajajajaaj, pobrecillo, aaay, que remala eres cariñín. Otro a quien le has gastado lo del escóndete que viene mami, jajajaa”  Debido a las carcajadas, pateaba el suelo con los botines…

 Las oía partirse vivas de la risa, allí encajado bajo aquella cama asquerosa. Me dolía el costado, la erección del pene no bajaba y la vergüenza que sentía era fortísima, al punto de que no podía ni vocalizar. No era únicamente la sensación de ridículo sino también confusión y perplejidad, que se tornaban rápidamente en enfado progresívo. Empecé a estar muy, pero que muy cabreado, y es por eso que abandono ya la tercera persona, qué demonios.

Lo peor fue que de pronto callaron, como conteniéndose la risa. Me dió la impresión que se separaban, dirigiéndose a los dos extremos de la cama y,  ay …que la cogieron y la desplazaron, el dios que las afeitó…
Y no, no pude hacer nada. No podía soltar mi pene -siempre erecto, aaah- porque la punta se me lastimaba contra el somier y, por tanto, no podía retener el mueble. Ni, por la misma, pude impedir que me dejaran expuesto del todo, cegado por la luz que entraba por un ventanal.

-“Bieen, aquí está el caballero. Dale algo que se tape, Pili, hija.  Y no te me alarmes, eeh ¿Javier te llamas, según me dice? Yo, Carmen. En esta familia somos todos superliberales y no eres el primer noviete desnudo que le veo a mi hija. Sí, cierto, parecemos hermanas porque la tuve prontito. E investigo estos casos de teletransporte en el CSIC. No veas cuando mi hija me contó que tenía un cibernoviete que se arriesgaba a “saltar”…”

-“Toma, Javi, anda, eh…ponte este batín más abrigado o pillarás frío. Y no pongas esa cara, porfa, que no es lo que parece. Te quiero y me gustas. Lo que pasa es que a ella se lo cuento todo, es madre y amiga. Tu y yo solo nos veíamos por la pantalla, pero desde que me separé, desde aquel infierno -del que me sacó ella- has sido el único tío al que he podido querer y…”

Pilar empezaba a componer un gesto dolido y Carmen -viéndolo-  la acarició y salió de la habitación, dejándonos solos. Antes de eso me lanzó una mirada dubitativa y rápida. La emoción inesperada de la hija -al parecer- había roto su pose de Mamá Frivolona y la urgió a despejar el patio.

Me vestí con el otro batín que me dieron. Mantuve la expresión feroz y la mirada en el vacío, mientras Pili dejaba caer una lagrimilla: -“Te necesito, Javi, de verdad, te lo juro. Has hecho esta salvajada por mí, que te podía haber costado la vida, leches. Eso, hoy en día no lo hace nadie. Perdóname por meter a mi madre en medio, por…”

-“Y por mentirme mientras lo hacías, por contarme que te las apañabas sola en casita y -al parecer- no te faltan los tomatitos de mamá. Y por darle a tu mami un ratoncito de laboratorio. O sea, yo. Y por descojonarte de mí mientras yo me aguantaba este nabo que duele y que no baja nunca. Y..”

-“Hiperestimulación límbica, efecto del “saltito” -intervino de pronto Carmen- Bolsa de hielo, vendaje compresivo y un vasoconstrictor que te consigo ahora mismo en la farmacia, Javier. Perdonadme que me entrometa. Mi hija es una cabra loca, en buena parte por mi culpa, pero es un pedazo de pan. Y es verdad, te necesita.” La madre dijo esto acercándose y acariciándonos brevemente a los dos en la cara, saliendo después por el pasillo hacia la puerta y marchándose.

Yo me giré hacia el Pc, hacia mi “portal” de entrada, metiéndole de paso otro susto a aquella gata estúpida que tenían. En el monitor, supuestamente, debería verse mi lugar de partida -si es que Pili no había cerrado el Transoft y parecía que no por el icono- pero solo se veían puntos de estática. La carcasa parecía fosforescente y el icono de la batería indicaba poquita carga.

-“Se ve que al irse la luz en la casa empezó a consumirla y…” me interrumpió un sollozo de Pili, que me apoyó la mano en el hombro y hablaba entrecortado: -“Lo siento, Javier, cielo. Es que una relación por email no parece tan real, muchas veces resultaba tan solo un ejercicio de escritura. La cosa cambió cuando pasamos a hablar. Y sobre todo, ha cambiado ahora que te toco…”

-“Bueno, déjalo ya, venga”. La verdad es que verlas llorar me ablandaba. Aún seguía dolido -a que negarlo-  por el engaño continuado con la madre por medio. Ella me abrazó y empezó a frotarse fuerte contra mí otra vez, abriendo los muslos y golpeándome la entrepierna. “Oye, que yo estoy palote, ya lo ves, pero me da miedo que no me baje nunca si entro dentro otra..” Asintió comprensiva, pero me puso -otra vez- el dedo en los labios y esta vez me abrió la boquita, tocándome la punta de la lengua y mirándome con intensidad.

Se sentó encima de la mesa, abriéndose la bata, desparramándosele los senos y abriendo las piernas en jarras. Yo me agarré a sus ancas goyescas y dejé que sus piernas se me cerraran en torno al rostro, aprisionándome. Y apañándome para respirar empecé a lamer. Y a lamer y lamer. Algunas veces ella me refrenaba y otras me reorientaba. Incluso hubo una que me propinó un humillante cachetito, aay.

Pero, cuando al parecer le pillé el ritmo, empezó a agitarse durante un rato y a apretarme más y más la cabeza. Me golpeaba los con los talones por la espalda, dioss,  y a mí ya me dolía el cuello y la lengua,  impaciente por parar porque -lo juraría- para mí que la muy cabrona llevaba ya varios orgasmitos.

Y sonaron entonces golpes en la puerta…

-“¿..qué, ziempre paza ezto pod aquí?”  me quejé, aunque no podía hablar bien, por tener la lengua molida por el “trabajito” oral.

-” ¿Como? ¿Quién es ahora?-exclamó Pili-  si mi madre tiene llaves…

———————————————————————————————

Anuncios
comentarios
  1. indiando dice:

    Creía que lo iban a violeá entre las dos… ya ves, mi mente es aún peor jijijijijiijiji :mrgreen:
    Lo de los tomates me ha encantao… jaaaaajajjajajaa le da todo el punto erótico, sin ellos sería una historia más de empalmes, pero tú hciste que fuera algo más incluyéndolos jijijijijiji
    Le voy a encargar a mi él que me traiga un par de kilos del mercado 😆
    Achuchones!

  2. Wendy dice:

    ¿Es posible elegir el nombre del hombre que se transporta y entra por la pantalla? y ya puestos ¿se puede elegir el color del pelo, la edad y el tamaño? jajajjaja, no seas bribón y comparte con nosotras tu secreto, me parece una opción muy válida para momentos de soledad jajajjajaj.
    Lo de la erección sin fin me tiene preocupada, no quisíera que Javier reventase, ¡ay, que daño!.
    ¿Quien será el nuevo visitante?

    Besos, Frankie

  3. Blue dice:

    ¡Que sufrimiento! ¡Que dolor! ¡Que erección! ¡Que sofoco! ¡La madre que la parió! ¡Jodeeer con la Pili esa!
    ¿ Y ese zarabeto quién es? ¿Un virus?..
    Juro que jamás de los jamases tocaré la pantalla!!!
    Besos…a distancia, ja, ja.

  4. maxtor dice:

    Me gusta el estilo de contar, con agilidad. Pero no sé bien como clasificar la historia, porque parece ciencia ficción por algunos toques, pero también podría pasar por romántica o incluso porno. O comedia urbana con toques fantásticos. Creo que lo importante es que vas pillando tu propia soltura al narrar cosas, a pesar de que estas entradas largas que se continúan cambian por completo al blog. Al menos, para las cosas que contabas antes (política y anécdotas) Lo digo, porque ahora hay que seguir la historia cada semana, sino te “caes”.

    Saludos

  5. fiorella dice:

    Eso,tal cual dice Blue, que sufrimientoooo…Ese ser que zezea, me hizo acrodar al hermano de Mafalda, Guille…siempre zezeaba…quién será???Siga así con su relato, va bien…UN beso

  6. Carmela dice:

    Efecto del “saltito” jajajaja pues vaya también con la mami de Pilar. Menuda dos te has engachado jajaja (con perdón, jajaja). Casi me imaginé que ambas “atacaban” a la vez, ante esa “erección mortal” por estimulación límbica.
    Está claro que las pantallas vetadas, jajajaja.
    Espero con curiosidad a ver quién llega ahora!!
    Besotes planos.

  7. indiando dice:

    El que llama no puede ser otro que el de los espárragos carretilla jaaaaaaaaaaaaajajjaa el anuncio más porno de la historia de las verduras enlatás… y así, entre tomates afrodisíacos y espárragos enormes que meterte en la boca… este Frankie nos hace vegetarianas en un plisplás jijijijijijiji

  8. Blue dice:

    ¿Carretilla?. Serán los Cojonudos, ¿No?
    😉

  9. Wendy dice:

    jajjaja, india, has estado sembrada ¡no puede ser otro!

  10. Cheli dice:

    Pero por favor!!!! tapia esa puerta, arranca el timbre…!!!!
    Quien sera?
    El de los esparragos que dice India?
    Para mi que es de la pizzeria….
    Y la madre que? se fue? sigue ahi? observadora tal vez?
    Para mi que quiere catar el material de su hija….
    mmmmmm cuantas intrigas…..

  11. Maireen dice:

    Como tenemos a Descla de excedencia, Frankie ha cogido el relevo del porno.

    Tu Javier es un poco gilipollas, la verdad. Después de la faena y las risas, en lugar de darle dos cachetadas a Pili (uy, si me oye Bibiana), mira lo que se pone a hacer…

  12. Frankie dice:

    Disculpas por la tardanza en contestar, debido a estar ayer y hoy fuera de casa. Como ahora he pillado un alma bendita con la wifi abierta (gracias, pagano) contesto raudo y dispuesto.

    India: Pensé que lo violaran entre las dos, pero entonces ya habría saturación de porno (que la hay, jaja), como bien señalas, esperanza de la huerta. Y Siempre te has distinguido en los comentarios por tu amor y buena inclinación a los tomates, que ahora extiendes a los espárragos y eso me hace feliz. Todo con tal de que en la historia haya un equilibrio, mon amour. Que disfrutes de los tomates conyugales y achuchones tomateros. Y besos, of course.

    Wendy: Puedes elegir todas las características del hombre que desees, Mme. Wendy, solo que en vez de por el PC entrará por tu puerta, jaja. Me refiero a las páginas de contactos, citas y gigolós. OOOiih, por dioss, que temas tan escabrosos. E intentaremos que Javier no reviente, porque no me gustaría que pegara ningún gatillazo inoportuno por lesión, ay, ay, ay.

    Besotes.

    Blue: Me encanta haber aprendido de ti esa palabra preciosa, “zarabeto” y te agradezco que me señalaras que la causa del mismo era ambigua. Lo edité y confío haber aclarado porqué ceceaba Javier. Vales millones y miles de gracias. Y no, nunca toques la pantalla, cherie. Y si lo haces, cuidado con no haber comido espárragos antes, jaja, o las hormonas te pondrán febril, ooh, dioss. Cojonudo el enlace, por cierto, nunca mejor dicho. Besos cojonudos.

    maxtor: No hay nada planificado, pero es posible que abra otro blog específico para cuentecitos y batallitas, para así poder colgar también entradas cortas y de actualidad sin que se mezclen. Y no sé de qué género son mis historias. A mi, mas bien me parecen degeneradas, jaja. Esto es un pequeño rinconcito y lo de fabular y contar batallitas es un hobby. Escribir dentro de un género es demasiado complicado, buuf. Saludos.

  13. Frankie dice:

    Fiorella: El ceceo, ah, el ceceo. Este Javier “zarabeteando”, esa palabra preciosa que trajo Blue. Y no sabía lo del hermano de Mafalda. Gracias por seguir estos dislates que escribo y miles de besos, faltaría más.

    Carmela: Me gusta que las malas sean mujeres, jajajaja, me sale con facilidad lo de retratarlas como cabroncillas. La contraparte es que los tios se las llevan todas en la mejilla y encima con priapismo tremens, que al principio “ayuda” pero que después, o lo bajas o te quedas sin destornillador, dios nos libre. Besos en relieve ¿no?

    Cheli: Pues sí, esa es la casa más estúpida jamás inventada para hacer al amor. Algo tan trivial como llamar por teléfono para avisar de que visitas ni se les pasa por la cabeza, a esta panda de personajes descerebrados y friquis. Que te sigan gustando las intrigas, me esforzaré. Ello implica estrujarme las meninges más de lo que lo he hecho (modo autocrítica activado) Besazos.

    Maireen: Cuando Descla retome el porno yo (Quizás. Quizás no. Mas bien no) me dedique a la crianza de tomates y espárragos, que según India viene a ser lo mismo. Y en cuanto a Javier, tiene la cosa límbica esa y el instrumento excitadísimos. Está bien claro con que parte del cuerpo piensa, ay, ay.

    Besos.

  14. Wendy dice:

    ¿Oh, no, Frankie! quiero que entre por la pantalla 😀

    • Frankie dice:

      Aaay, vaaale, Wendy. Sigue el protocolo entero pues. Varios días sin catar bocado (para estar febril, febril). Indispensable. Instalar el programita misterioso ese, llevar poquita ropa y tirar presta del mancebo digital con las manitas. Y pon un colchón debajo y atranca l bien la puerta por si acaso, jajajajjjaa 🙂
      Y pórtate bien con el, que se arriesga por tí 😉

  15. Blue dice:

    Ja, ja, ja, pues es una palabra gallega que tanto sirve para quien cambia s por z como para un tartamudo y la utilizamos hablando castellano, claro.
    Y deja los tomates, los espárragos y el parchís para la jubilación. Ahora estamos en edad de merecer, ja, ja.
    😉

  16. indiando dice:

    Yo soy insaciable, no lo sabía… pero ahora sí, jijijijiji te quiero a ti porque me pones con la huerta y a mí me pierde una buena ensalada… de primer plato, para aliviar el peso de la grasa cárnica que luego seguro me pones de segundo juaajuajaujuaaaaa (qué bruta por diosssss)
    Así que, venga Descla cuando venga y como venga… yo sin tomates ni espárragos no soy persona 😉
    No son lo mismo pero lo son jijijiiji¿Nadie ha visto cómo se metían los espárragos en la boca en el anuncio? es una situación la mar de gilipollas, casi antragantaos por el tamaño del fruto blanco y jugoso pero mirando de medio reojillo y sonriendo, con lo fácil que es simplemente morder :mrgreen: jaaaaaaajajjaa
    Blue!!! nos echamos un parchís?! aviso que soy muy agresiva… me como todas las fichitas que me encuentro por delante jijijijijijiji me cuesta hasta controlarme cuando juego con los nenes jijijijijijiji pero es que si no, se hace muy larga la partida… 👿

    Aachuchones!!!!

    • Frankie dice:

      Otro ratillo de wifi ajena.

      Blue, voto a brios y a Dios pongo por testigo, que ningún maldito y condenado tomatal me jubilará antes de tiempo, lo sepas, mademoiselle azul. Por la misma, le digo a India que cada huerta tiene su propio sabor inimitable y su propia solera, sus ensaladas típicas y su excitante y exclusivo relleno cárnico, musculoso y peludín (qué rebruto, por dioss) acompañados de la embriaguez de sus vinos (qué tonterías escribo la leche)

      La creación del porno acontece por un espasmo/picor/retortijón en el perineo, que después activa la corteza visual y verbal, además de ese fálico Palo de la Vida con que Dios proveyó a Adán (como las toman, igual las dan). Cuando ello sucede, agarro el ordenata, entro en el blog, me rasco ese complejo testicular/perineo y plasmo en palabras todo el desmadre neural que me come por dentro y me viste de Armani por fuera.

      Y ahora, a ver si juego al parchís (primero la medicación, claro)

      Besazos.

  17. indiando dice:

    Que digo que… qué calor hace de golpe, no? jijijijijijiji
    Un bocaíto, Frankie 😆

  18. Cheli dice:

    Huy por favor!
    como esta esto!!
    ….y yo poniendo orden entre los gatos….no puede ser….

  19. Eso mismo pense yo India… uff… hace tanto calor de un momento a este… que ya ni puedo pensar…
    Guuuauauuu Frankie, mira como nos dejas a todas.. ¡¡Vaya poder que tienes!! jajaja… madremia, ojala mi madre fuese como esta jajaja, aunque sea malo para los chicos, a mi me habria venido muy bien!
    Pero debo decirte cari, que dejandonos asi, sin saber quien entraba en ese final de suspenso, has hecho que me vuelva a moder las uñas eh? que lo sepas,…
    Jajaja….
    Mas besitos.
    Mar.

  20. Frankie dice:

    Que dices poder, Mar, jaja. Si la mayoría de las madres fueran así este país estaría lleno de gente como la hija, jeje. No sé si sería bueno o malo, pero en principio sería divertido. Y tendríamos todos una calor. como dice India (otro bocaíto, resalá), que para qué. Pero el mundo es otro y toca cop…. lo justito, jaja. Mientras tanto, los gatos hacen buena compañía, como le ocurre a Cheli (besotes) Cuídate las uñas que seguro la tienes bonitas. Besazos.

  21. knut dice:

    Me despisto un par de semanas y me tienes media novela montada, malandrin!!!!

    Saludetes!

DESPÁCHATE A GUSTO...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s