Señor Verano.

Publicado: 10 junio, 2012 de Frankie en Devaneos
Etiquetas:, ,

Tenga piedad…

Sr. Verano, llegará usted dentro de unos diez días según el calendario oficial, pero mis axilas y las de mis conciudadanos ya dan fe de su presencia. Deambular por la ciudad es como hacerlo por una sauna donde te arrojan calderos de lava por las espaldas. Conste que yo odio al Sr. Invierno bastante más que a usted, pero cuando su Ardiente Excelencia, el Señor de los Calores, decide faltarnos al respeto no le sobra piedad precísamente.

Nos hace usted licuarnos, marearnos con lipotimias, pasar sed, estar pegajosos, abrir ventanas, potenciar refrigeraciones, devorar helados repletos de azucar, abusar de la fruta…

¿Sigo? Empapar calcetines, arruinar calzados hasta que optas por la sandalia ignominiosa y obscena. Calcinarte las manos cuando agarras el volante del coche, que se estaba cociendo durante horas. Y ojo antes de salir al sol si eres lechoso de piel como un servidor. La ceremonia previa de embadurnamiento de protección solar es una de las grandes verguenzas contemporáneas, que nos rebaja al nivel de los Yanomami de las selvas.

¿Sería preciso continuar con la lista de ignominias? Torcer el cuello por culpa de las minifaldas, escrutar el paisaje callejero de musladas y carnes al descubierto… Esto, que resulta francamente agradable en un primer momento, se torna en suplicio al poco que caes en la cuenta de que ninguna de estas mozas será tu pareja, salvo que los mares se vacíen y el sol estalle.

Pero todo esto sucede porque ya no entendemos su mensaje estacional. Nos está usted pidiendo a gritos que abandonemos la ciudad, que la maldigamos. Que migremos, tal y como hacen las especies estacionales y las clases adineradas, esas que tienen residencias tanto veraniegas como invernales.

Y no resulta tan complicado hacerlo. La generación de nuestros padres vivió un momento económico donde era factible hacerse con una segunda residencia en zonas que con el paso del tiempo se masificaron -algunas, porque otras constituyen uno de los más grandes secretos del aislamiento nacional- y resultaron ser peor remedio que la propia enfermedad.

Si a la hora de la siesta oyes muchas motos es porque grupillos de adolescentes se dedican a lo que mejor saben hacer, esto es: dar por saco a base de bien. Te queda el consuelo de que con esas motos salen por la carreteras y algunos terminan estampados contra un guardabarros. Pura selección natural.

Pero todo eso no pasa donde yo voy, jeje…

Saludines precalurosos.

Anuncios
comentarios
  1. Maia dice:

    Es que la buena vida es cara. Las hay más baratas, pero no son vida. Y cuídate de que, tu jermu no esté pensando en ponerse una minifalda, o se la cambie en algún bar sin que tú te enteres, porque ya sabes que de calor sufrimos todos y los efectos del verano son terrrrrribles !!!! Beso.

  2. Blue dice:

    Buenoooo, ¡que bien escrito está esto, Mr. Frankie!. Impecable.
    Solo una cosita, no digas que las sandalias son obscenas. Sueño con ellas gran parte del año, ja, ja.
    Besos…por aquí templaditos.
    😉

  3. indiando dice:

    Tú y yo no nos vamos a poner de acuerdo, Frankie… porque yo sé que cuando toca Ponientito, vosotros os quejáis… el calor se os hace insoportable, y cuando toca Levantito, disfrutáis… y aquí es al revés, este Ponientito que sopla estos días es un regalo en Cádiz… y vuestro adorado Levante es un coñazo gaditano al que no me acostumbraré viva aquí los años que viva… Tu Sr.Verano que se vista de Poniente este año, tú tendrás el cuello bien descalabrado, las vértebras se te estirarán y medirás un par de centímetros más… y yo seré feliz con mis chaquetitas para pasear de noche y sin que me pregunten cientos de veces si no me aso vistiendo de negro…
    Achuhcones y no admito protestas. :mrgreen:

  4. Guinda dice:

    Donde yo vivo tampoco pasa… hoy he ido a trabajar con las botas, el chaquetón de lana y el paraguas… Sr Verano, háganos una visitilla pronto y mande este fresquillo otoñal al pueblo de Frankie… por un par de semanas al menos, o hasta que le ruegue que regrese.
    Besos fresquitos

  5. Wendy dice:

    ¿Y qué me dices de los tufillos de alerones y quesitos poco aireados o labvados en el bus, ascensor, etc? jajjaja, yo me refiero a él como tu, le llamo señor verano en contraposición al otoño al que le llamo Don y a la primevera a la que llamo señorita, el primero llega záfio pisoteandole la falda a la tercera, suele ser algo horterilla y muy ruidoso sin embargo no pensaba lo mismo cuando era estudiante y tenía tres meses de vacaciones, entonces el verano me parecía encantador a pesar de las canciones de Giorgi Dann, aún temo que tenga algún conata.
    habrá que pasarlo lo mejor que s epueda.
    Besos de pre.

  6. Frankie dice:

    Maia: La buena vida es cara, muy cierto, aunque habría que definir hasta cuanto consideramos “caro” y en qué moneda lo pagaríamos. Mi mujé dispone -sin ella saberlo- de un guardaespaldas que vigila por su seguridad y su buen comportamiento moral, minifaldas aparte. Hasta ahora el vigilante no me ha informado de nada raro…no sé…debería vigilar a su vez a ese vigilante, ja, ja.
    Besitos.

    Blue: Gracias por ese halago. Lo valoro bastante, dada la forma desmelenada y oligofrénica con la que comento en tu Brigadoon, cosa que me tiene a maltraer con mi conciencia, no creas. Y no diré que las sandalias son obscenas. Sobre todo y ante todo, las mujeres estáis preciosas con ellas. Pero, ay, ellos, los cabestros…ja, ja, ja

    Besos.

    India: Jajajajajajaaj, lo de asarte vistiendo de negro es la monda, jaja. A ver si vas a ser de las WIB (Woman in Black) Evidentemente, conoces bien el clima valenciano. Cuando sopla Levante es porque viene la brisita playera preciosa, llevadera y fresquita. Por contra, cuando llega la “ponentá” se asa hasta el gato de la vecina. Y me temo por lo que me cuentas que estamos enfrentados en intereses. De todas formas, estos días hace Poniente, lo estarás disfrutando cual…eso, disfrutándolo, jajajajjajjja 🙂
    Besos

    Guinda: Aay, Guinda, Guinda, mi comentarista British, aunque sea por residencia. En el Imperio Británico os llega un verano mucho más moderadito, sin prisas y respetando la hora del té de las cinco. Así os da tiempo a ir mudando el vestuario de forma progresiva y pausada, no como en Españistán, ja, ja

    Besos refrescantes.

    • indiando dice:

      WIB… generalmente hacen explotar a seres verduscos… jijijijijiji eso ví en la peli, un despilfarre de mocoblandiblú… nusé, habría que probar, al primer verde que me cruce… Puuuum! le pido el arma a Blue jaaaaaaaajajaja aunque a mí lo de la lengüita en arco nusé si me saldrá… ese “sexapíl” debe ser innato en quien lo tenga jijijijijiji
      Te parecerá mentira, como me lo parece a mí si lo pienso, pero a través del blog conocí a la que ahora es parte de mi “familia”, con lazos de doble nudo, que no de sangre… Tengo muy buenos amigos en tu terreta, pero muy buenos de los amigos de verdad, en serio… gente maja en el Levante egpañol, síp… 😉
      Achuchones!!!!!!!! (de mañana fresquita de poniente jijiji)

      • Frankie dice:

        India, atribuirme la consistencia del mocoblandiblú ese es un golpe bajo, so omnivora. Ya verás cuando percibas mi tono muscular de atleta de élite y mis ojitos fosforescentes que miran con cara de cordero, jojo (cuanta tontería he puesto junta, señor…)

        En un futuro cercano explicarás eso del lazo del “doble nudo” con una persona. Tenía entendido que así caminaban los hermanos Dalton. Y por otro lado, a ti te adoran en Valencia. No lo he visto pero te leo y sé que te adoran 🙂 (oooiihhh)

        • indiando dice:

          jijijijijii los Hermanos Dalton… pues doble nudo, cuando no quieres que un lazo se te deshaga, le haces doble nudo, sí?… así le digo yo cuando se crea un vínculo, doble nudo porque la intención es que esté afianzado… Maia lleva un doble nudo en su pecho, a veces… se lo hice con toda la intención :mrgreen: Menos Calatrava, que creo que me tiene ganas… dice que me va a enseñar lo que es un mosaico partiéndome los piños jaaajajajjaa la verdad es que sí que me siento muuuuuy querida en la terreta
          Cuxa… que te lo recordaré, ehn? “Me dijiste percibirás mi tono muscular, y percibir un tono significa palpación… nada se ve terso sólo con mirar jaaaaaajajja”
          Achuchones!!! Moltes achuchones! 😉

          • Frankie dice:

            Coincido en que Maia es idónea para hacer doble y hasta triple nudo con ella, faltaría más. Y Calatrava quería levantar por aquí el Puente del Achuchón, ja, ja, pero se le disparó el presupuesto. Ahora que dices que me recordarás lo del tono me volveré un neurótico de las pesas y de los esteroides en vena. Todo sea por una palpación como dios manda, posterior al achuchón, claro, jaja

    • Blue dice:

      Que no, hombre, que si no llevan calcetín también están monos…aaaaay.

      • Frankie dice:

        Te juro que me llevé el susto padre cuando apareció tu comentario de pronto, dioss, Blue, qué sobresaltos, la mare de Deu. Y encima mentando al Diablo (sandalias + calcetín, aaaaggjjj)

    • Guinda dice:

      Jajaja, tan discreto y moderado el señor Verano que hace años que no se le ve. Aunque he de decir que hoy por la tarde ha salido el sol y el cielo estaba azul, justo después de las cinco, eso sí. Mis plegarias han sido escuchadas. Obscenas o no, mis sandalias están ahí esperando y a la primera de cambio me las coloco.
      Tea kisses for you 🙂

  7. Ja-Ja-Ja como me haces feliz y reir Frankie! entiendo bien eso de las axilas indicadoras de calor, porque aqui en este desierto, ya sabes, vamos chorreando siempre desde mayo mas o menos…
    Me voy a leer los comentarios, que asi me termino de ir con una sonrisa.
    Besos y abrazoss!!
    Mar.

    • Frankie dice:

      Menos mal que te hago feliz, porque esta mañana había un conductor que parecia odiarme, total porque en mi opinión se pasó de listo y yo me negaba a darle paso, jeje. Las axilas son un indicador básico en este valle de sudores que habitamos. Cuida las tuyas y serás feliz, jajajajaja

      Besísimos.

  8. Wendy dice:

    Lo siento Frankie, víne dejé comentario pero no sé por qué razón no se publicó.
    Me gusto la reflexión que haces del petulante y arrogante selor verano, siempre digo que es muy ordinario y avasallador y que por ello no merece llamarse Don, esto se lo dejo para Don Otoño que tiene mucho más estilo.
    Creo recordar que comenté que echaba a faltar en la lista de calamidades veraniegas el tufillo que emiten axilas y pies poco ventilados y/o lavados, jajajajjaja.
    No pensaba nada de esto cuando estaba estudiando y tenía libres los tres meses de verano, entonces le hubiese llamado excltimo señor verano porque era genial.
    Haremos lo que podamos, eso si, espero que Giorgi Dan no hago ningún conato con la canción del verano.
    Un beso.

  9. Frankie dice:

    El señor Verano es francamente prepotente y no nos tiene ninguna consideración, Wen. Y el Don Otoño es más gradual y respetuoso con las formas. Y sí, las axilas son una condenación, sobre todo cuando pillas Metro o Bus y las ves (y hueles) en todo su esplendor, ja, ja. Eso de los tres meses seguidos de vacaciones ya pertenece a una época dorada de nuestras vidas, aaah, la edad adulta, que asco.

    Y Georgie Dan, jaja. Otra de las plagas estivales: la barbacoaa, la barbacoaa, aaay, dadme la cicuta.

    Besos.

  10. Sr. IA dice:

    A lo dicho añado que los varones como un servidor, o sea, poco dados al uso del bolso, nos vemos obligados a introducir en los tejanos llaves, cartera, tabaco, mechero y móvil… y en mi caso, unas gafas para ver de cerca. Eso genera una enorme tensión testicular y el malestar general inherente.

    • Frankie dice:

      Me tranquiliza que no use el bolso, jaja. Por lo demás, es cierto que el abandono (forzado) de chaquetas y cazadoras nos genera importantes problemas logísticos. En la que usted me cuenta quizá esté la raíz de la frase:”estoy hasta los coj….”

  11. Carmela dice:

    ¿y dónde vas?….. a mí me quedó la curiosidad.
    Besos verdes, digo veranosos mister Frankie.

  12. El Señor de los Calores es riguroso e inmisericorde. Que me lo digan a mí, que en esta tierra donde vivo ya lo llevamos puesto encima desde mayo hasta bien entrado octubre, y no me gustan el calor: entontolina.
    Un abrazo, Frankie.

    • Frankie dice:

      Hola, Isabel, bienvenida por aquí y confiemos en aplacar al Señor de los Calores con el sacrificio de no sé, de alguna sepia a la plancha con cerveza, para que nos sea propicio, ja,, ja.

      Otro abrazo.

  13. fiorella dice:

    Con lo lindo que es el calor y ud. quejándose….No hay cosa más especial que las sandalias, las amo. Los hombres con sandalias me encantan…ya veo que ud. no le gustan,jajajaja,más para mí entonces,jajajaja.No sea quejoso.Disfrute la serranía.Un beso

    • Frankie dice:

      Ja, ja, ja, ja, me encantan tus puyas, Fio. Y las sandalias parecen tener una aceptación especial y así lo entiendo. Lo malo es que se te pone el pie perdido y sucísimo, además de ser más vulnerable ante un pisotón. Otro beso para tí, dama uruguaya.

  14. fiorella dice:

    El pie perdido de suciedad? eso tiene solución…..si se los lava el papa a los sacerdotes….quien se resistiría a lavártelos?jajajajajaja. Lo del pisotón es muy peregrino,eh?….vamos,vamos….dejate ver esas falanges peludas,jajajajajaja.Beso

DESPÁCHATE A GUSTO...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s