Ángeles de la muerte

Publicado: 25 septiembre, 2012 de Frankie en La Trastienda Siniestra
Etiquetas:, , ,

Los ángeles del fuego han vuelto a visitar la provincia donde vivo, para propalar otra vez las llamas sobre sus habitantes más indefensos, los bosques de pino y romero mediterráneo.

Una de las zonas que ardió este verano parecía después el mismísimo portal de los infiernos. Una vasta extensión de cenizas grises de la que brotaban muñones negros, que era todo lo que había quedado de unos pinos sensuales, hermosos y que desafiaban todos los cambios climáticos habidos y por haber.

Ni sé ni quiero saber lo que pasa por las mentes patológicas y repugnantes que incendian los bosques. Imagino que habrá de todo, además de intereses mafiosos: existirán enfermos de mierda, que deberían estar diagnosticados y hospitalizados. Porque no concibo una “enfermedad” más destructiva para con todos excepto ellos mismos, al contrario de todas las psicosis convencionales, donde el enfermo es el que más sufre.

Esta especie peculiar de sociópatas y asesinos arbóreos ha recibido -por desgracia-  el honor de ser etiquetados como portadores de una patología, con lo que la justicia no puede emplearse tan a fondo con ellos. Se dice que esta especie de íncubos con forma humana sienten algo parecido al goce sexual cuando ven las llamas. Experimentan, por tanto, lo que quizá no logran consumar jamás.

Ya decía Nietzsche que lo más peligroso de este mundo era el resentido, el que odiaba y le tenía asco a la vida. Como quizá no se atreven con la vida humana, para tranquilidad nuestra, quieren herirnos mutilando el paisaje, la contemplación y la vista, así como el oxígeno que necesitan nuestros pulmones. Condenan a las poblaciones locales a vivir contemplando el paisaje del averno para el resto de sus días, padeciendo la impotencia y la resignación y viviendo en estado de sitio.

No puedo dejar de pensar frecuentemente en que me gustaría pillar in fraganti a una de estas serpientes y meterle un tiro. No puedo evitar desearlo, sobre todo cuando contemplo sus obras. Cuando miro esa extensión de polvo y desolación que cada vez más rodea a las poblaciones de mi zona, recordando los bombardeos y trincheras de la Gran Guerra. Las lluvias de este Otoño venidero lo convertirán todo en barro y lo arrastrarán, descarnando la montaña como si fuera una res en el matadero.

A ver: que porqué no podremos reorientar a estos cabrones para que incendien las casas de los políticos y los banqueros…

Anuncios
comentarios
  1. Maia dice:

    También aquí están buscando a dos “individuos” que prendieron fuego a 10 hectáreas de tierra y sus árboles. Quien no respeta la naturaleza no respeta la vida, tal vez no le den las neuronas para comprenderlo pero es así de sencillo.
    Me gusta cuando escribes. Me gusta cómo escribís.

    Si Nietzsche leyera que querés quemar la casa de los políticos y banqueros diría que sos un resentido: ojo con las contradicciones porque todo lo que digas puede ser usado en tu contra jajajaja. Además, ¿no sería una pena destruir esas viviendas habiendo tanta gente sin techo?

    Besos.

    • Frankie dice:

      10 hectáreas, ja, qué suerte. Aquí, al principio del verano se quemaron cerca de 40.000 y en este último de ayer unas 4.500. Pronto esto se parecerá el Sahara y los dromedarios tendrán sus propios párkings. Y lo del resentimiento es cierto y es casi imposible escapar de el. De todas formas, habría que separar entre resentimientos concretos dirigidos a personas específicas y resentimientos generalizados, del tipo: “odio a la humanidad” “a los negros” “a los bosques”. Los primeros serían lógicos y los segundos desquiciados. Vamos, digo yo. Y me encanta gustarte, dioss…

      Besos.

  2. Sr. IA dice:

    De todas las invarientes de miserias humanas, los destructores de belleza y los corruptores de niños son los peores…

  3. indiando dice:

    Mi caritativa alma siempre está dispuesta a complacer… e imagino que debe ser el súmmum del placer para alguien así, sentir el calor del fuego en lo más dentro, desde lo más externo… esto es… arder… y así supongo, se me ocurre… es la mejor manera que tengo de demostrarles cuánto los amo como compis de especie… te quiero tanto que te doy aquello que más te gusta: fuego.

    Achuchones

    • Frankie dice:

      Siempre se dice en estas ocasiones, cierto, porque te nace. Darles de su propia medicina para que la aprecien en todos sus matices, ay, señó, señó, que esta entrada ya parece “El juez de la horca”…

      • indiando dice:

        Y al final, para nada… lo que hicieron costará años repoblar, y aun repoblando… lo perdido… perdido está. Así que, no es su propia medicina… se queda en braguitas al lado de lo que han hecho.

  4. Wendy dice:

    Sinceramente, no creo que haya que justificar en patologías psiquiátrica cualquier comportamiento criminal, parece que es la patente de corso para que todas las personas con instintos delictivos puedan dedicarse a satisfacer sus frustraciones u lo que sea amparándose en que la legalidad vigente vaya a aminorar sus condenas por los resquicios del Código penal, fíjate en el asesino que ha sido recientemente juzgado por una matanza y se ha negado a que le consideren enfermo mental reivindicando una condena normal, pos mira ha sido coherente el hijo de su p.. madre.
    Es que no puedo con esto, han esquilmado el monte por toda la geografía y después.. ¿se juntaran en un centro psiquiátrico para contarse lo bien que lo pasan con las cerillas y la gasolina? o bien se irán de rositas con una condena mínima porque los pobrecitos están enfermos.
    Un beso, Frakie.

    • Frankie dice:

      India: al final habrá que comprar cuadros con árboles pintados, lo veo venir.

      Wendy: Había un caso por ahí de un tipo en Galicia que devastó media comarca pegando fuego y le cayeron tan solo dos añitos. Porque decían que tenía problemas de conducta y tal. Claro que sí. Los tenía el y sobre todo sus vecinos. La ley es tan garantista con los agresores que las víctimas ya pueden ir pensando en contratar a un sicario si tienen medios. Plantaremos un pino si podemos.

  5. marcela dice:

    Que el fuegoeterno se los lleve…estoy apocalíptica. Yo creo que son malos, simplemente malos por tontos o tontos por malos. El placer de la piromanía es muy propia de mentes que carecen de otros, y puestos a joder, joden a otros sin que nadie llegue a disfrutar. La verdad, quizás sólo eran unos paelleros…véte a saber, tal y como está el patio. Y no los meten en la cárcel porque son unos mandados, y aquí no hay nada más que atender las órdenes del señorito.
    Un beso Frankie, perdona el desbarre pero no me he tomado la medicación.

  6. Frankie dice:

    Si resulta que fueron unos paelleros sería para hacerles tragar de canto la paella. Me refiero al recipiente, claro, que nutrirá bastante dado que posee mucho hierro. Me tiraré lo que me resta de vida plantando macetas en casa, para compensar la falta de árboles.

    Besos. Sin medicar, que tampoco pasa ná. Total, pa cuatro días…

  7. fiorella dice:

    Creo más bien que es inconsciencia de personas que ni idea tienen de hacer un fuego y controlarlo. También un incendio se ha trasnformado, tristemente, en una fuente de ingresos zafrales para mucha gente en algunos países, de hecho en EEUU se probó que pasaba eso, los jornaleros a destajo los provocaban para así tener un jornal. Una de las cosas que más me impresionó fue ver, luego de muuuuchos años, un bosque quemado no muy lejos de donde vivo. Pocos árboles habían crecido nuevos y todo eran palos negros. Un beso

  8. Frankie dice:

    La cuestión, Fio, es que las diversas policías siempre acaban encontrando varias mechas y similares, signo de una planificación cuidadosa. Así sucede al menos por la zona en la que yo vivo. Especular sobre el placer que puedan sentir quienes lo hacen no deja de ser eso, especulaciones. Pero sobre la mala sombra con que lo hacen, de eso no hay duda. Y sí, un bosque quemado es algo terrible. Besines.

  9. Cheli dice:

    Amparados en una “enfermedad” muchos se van de rositas….
    Yo no se si es enfermedad o hacer el mal por el mal mismo, como sea, no puedo aceptarlo, es mucho el daño causado.
    Y cuidadin con los resentidos, pueden hacer mucho mal.
    Todo esto da para hablar mucho….

    Esperemos que no suceda mas.
    Besos.

  10. Blue dice:

    No creo que se trate de pirómanos, pero sea lo que sea también estoy por la labor de reorientarlos para que aticen en otros sitios, claro que…es tan fácil quemar el monte.
    El verano 2006 fue aquí terrorífico, tanto que llegué a tener miedo a pesar de vivir al lado del mar.
    Besos…apagados…bluf, jajaja.

    • Frankie dice:

      Pirómanos algunas veces. Intereses bastardillos otras…Sí que recuerdo hace ya años la ola de incendios de Galicia, uuf, aquello no paraba. Menos mal que al mar no podían llegar las llamas. Besos refrescantes, jeje

DESPÁCHATE A GUSTO...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s