El nombre.

Publicado: 4 febrero, 2013 de Frankie en Devaneos
Etiquetas:, ,

nombres

-Algún día tenía que ser, Clarita, preciosa. Ya sabes. Si no me enrolo me condenarán por deserción y debería huir de este país para siempre.

-Pero yo podría huir contigo, Marcus. Los dos juntos tenemos futuro. Fíjate que tú ni siquiera te llamas Marco, sino Marcus, latinizado. No puedo creer que no te sientas especial llamándote así ¿Qué te importan a tí las guerras y las patrias?

-El llamarme así no denota más que la presunción de mis padres, que les pusieron a sus hijos nombres que les marcarían  por siempre. Yo te amo con locura, pero no me siento con fuerzas para huir durante el resto de mi vida.

-Vaya ¿Y qué me dices de cambiarte el nombre para poder hacerlo? ¿No te gustaría dejar atrás esa muestra de afectación paternal que me cuentas? Por fin, imagínate: otra vida, otro país, otro nombre, otro destino.

-Pero tengo -tenemos, creo yo- una responsabilidad para con las personas que conocemos. Para con los mayores que ya no tienen posibilidad de escaparse siquiera. Para con los niños y los enfermos que están completamente indefensos. Para con los padres que bautizan a sus hijos con nombres estúpidos incluso, fíjate. ¿Acaso no compartimos país e historia con ellos, Clari?

-Frena, frena. A ti te han llenado la cabeza recientemente con ideas que nunca han sido tuyas, Marcus Licinius. ¿Llevar ese doble nombre tan aparatoso te hace sentir obligado a demostrar más que otros, por casualidad? Pues óyeme: que te hagan creer que estás obligado al sacrificio es la peor cabronada que le pueden hacer a uno. Si ha sido así es porque te han desposeído de tu identidad y te han metido en el rebaño. Ya no eres el Licinius del que yo me enamoré.

-Tampoco tú pareces ser la Petracus que yo creía. Jamás imaginé que Clara Petracus abandonaría ese compromiso colectivo que me fascinaba. Ya no reconozco a la Petracus desercionista que me habla en este momento.

-Alto ahí, insidioso. Los Petracus somos comprometidos pero no masoquistas. Esta guerra que se avecina no es más que la invasión de otro país, para que nuestras oligarquías puedan apoderarse de sus recursos. Para nada peligran niños, ancianos y enfermos, como decías con ese sentimentalismo tan propio de los Licinius.

Marcus miró con tristeza como Clara salía del bar al terminar la frase. Sacó su documento de identidad y lo miró con odio: Marcus Licinius, Licinius, Licinuuuuuuusssss, aaag…

Anuncios
comentarios
  1. Maia L.B. dice:

    Eso es lo que ocurre con las parejas muchas veces: crecen en direcciones diferentes y se terminan mirando con desprecio al salir del bar y…¿sacando el documento de identidad para maldecirse?
    Hay días que me inclino por la posición de Clari, claro. Y otros me parezco más a Licinius. En todo caso, escapar por amor me parece una de las formás más maravillosas de la revolución.
    Quiero más.
    Besos.

    • Frankie dice:

      Y a veces esas direcciones diferentes que llevan cada uno no se ponen de manifiesto hasta que llega un suceso -una guerra en este caso- que las resalta. Y sí, hay que escapar por amor, porque esa es la mejor forma de revolución…personal..
      Besos

  2. marcela dice:

    Si te escapas de algo que sea por amor. pero lo más duro es tener que escaparte de tú amor, porque ha falsificado su identidad.
    Un beso.

  3. Cheli dice:

    Marcus…….se hombre!!!
    Si queres mandar a paseo a Clarita, esa mentira de enrolarse es muy obvia, decile que ya fue….o que? le tenes miedo en esta epoca de dominio feminazi????
    Se hombre y decile: “Clarita, fuiste!!” y ya.

    Besis.

  4. indiando dice:

    Bué, shikillo… bué! Para qué intentar decir más…
    Achuchones

  5. Blue dice:

    Esa Clara parece una Pedrusca, yo hubiera escapado de ella muuuuucho antes, jaja.
    Y en un “más difícil todavía”, lo peor es querer escapar de uno mismo. Nada, ahí, ahí, atadito hasta el final.
    😉
    Besos…insidiossssossssss.

    • Frankie dice:

      jajajajajajaa, sí que es pedrusca, sí. Pero al mismo tiempo también quiere librarle de la batalla. Y escapar de uno mismo es algo imposible en mi opinión. Aunque déjate. No sé tú, pero yo he visto muchos casos de transformación radical cuando habían motivos válidos, milady. Esperanza, aah…

  6. Carmela dice:

    Poco futuro veo yo para esa pareja, ummmmm, mejor quedarse con el nombre que con Clarita.
    Besoss sin nombre

  7. indiando dice:

    Y no hay más Petracus que Licinius? digo… pregunto, vaya… una impresión… y de ser así, suponiendo una evolución positiva… Petracus tiene cromosomas más fuertes que Licinius? la supervivencia no masoca por encima de la supervivencia colectiva no sería un sinsentido?…
    Achuchones muaahahahaahahaha

    • Frankie dice:

      Me temo que que los Licinius son muy abundantes, por cierto estúpido magnetismo que exhalan (ooiihh) los que se sacrifican por los demás de una forma alienada y ostentosa. Pero los Petracus, tan individualistas ellos, también tienen mucho poder. Hoy en día, hay tantos Petracus que nadie le contesta al sistema, por no ser el primero en llevarse las tortas. Pienso yo.

      Achuchones bestiales, kiskiskikiskisss, jaja.

  8. fiorella dice:

    Telmo y Luis…no?.salir disparando a la carretera…dejando todo detrás..Chico verde, lo que ud decida yo lo apoyo,:)…Un beso

    • Frankie dice:

      Estoy por pillar mi fusil y liarla parda, Fio. Voy a empezar a entrenar en plan marine, cantando mientras hago footing: “Aquí mi fusil, aquí mi pistola…” (mejor no sigo, glabs)

      Besos a Telma y Louise.

  9. Wendy dice:

    Ambas posturas son defendibles. Se me ocurren argumentos para ambas. Ahora bien, parecen irreconciliables.
    Contenta de verte mi querido hombre verde de pluma versátil y siempre atractiva. Jijijijij
    Besos

  10. Blue dice:

    Algún día tiene que ser, Frankie, precioso. Ya sabes, si no avivas este blog te condenaremos y deberás huir de la blogosfera para siemre, jajaja.
    Besos.

  11. Maia L.B. dice:

    Frankie,
    La cosa es muy sencilla. Tú tienes un compromiso con tus féminas, no importa si somos muchas o pocas. Yo apoyo la moción de Selo sin miramientos. Ya te has tomado suficiente descanso y le has dado tiempo al enemigo para prepararse. No me siento capaz, a diferencia de Blue, de agregar aquí ninguna risotada en este cometario. La cosa es muy seria: la vida de un avatar está en juego y no da para risa. ¡Ponte a escribir! ¡Es la única manera de salvarlo! ¡Larga vida al hombre verde! ¡Hurra! ¡Hurra! ¡Hurra!

    (Y ahora sí, me voy a cenar que si no me alimento, me muero. Como es lógico).
    Besos

  12. Frankie dice:

    Uuuf, gracias infinitas, chicas. Acabo de entrar por aquí y estaba todo llenito de telarañas, jaja. Si no escribo yo lo hará de seguro algún okupa cabróngg. El hombre morado, o el hombre amarillo, ay, si lo pillo…

  13. Blue dice:

    Agárralo, Maia. Cierro las puertas (y las ventanas) para que no escape, jajaja.

  14. Frankie dice:

    Encerrado en mi propio blog, cielos. Con tanta majadería escrita junta, jajajajajaja

DESPÁCHATE A GUSTO...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s